@emilydidonato / INSTAGRAM

La traumática experiencia de una exmodelo de Victoria's Secret en la industria de la moda

Emily DiDonato ha confesado en un vídeo todo lo que pasó para tratar de ayudar a quienes han pasado por su misma experiencia.

Woman.es

Aunque afortunadamente las cosas van cambiando desde hace años, la sombra de la extrema delgadez sobre las pasarelas es muy alargada. Mucho ha sido lo que se ha hablado sobre los problemas de salud que han sufrido muchas modelos con el fin de cambiar los estándares de belleza femeninos, pero aún hay que seguir haciéndolo. Por eso es de destacar la confesión que la exmodelo de Victoria's Secret Emily DiDonato ha hecho hace unos días a través de Youtube, que se ha ido haciendo viral desde que los medios norteamericanos se hicieran eco de su mensaje. 

En el vídeo, DiDonato cuenta, grosso modo, sus inicios en la moda y su travesía hasta la fecha. 10 años en los que tanto ella como su cuerpo han cambiado notablemente. En sus propias palabras, en el vídeo narra su "camino hacia el amor propio y la positividad corporal", lo que ya te de una pista fiable de que para llegar al final feliz, la modelo ha tenido que pasar por una experiencia vital traumática en una edad, a partir de los 18 años, crítica en el desarrollo emocional de las personas jóvenes. 

 

 DiDonato tiene ahora 28 años, pero para entender su historia hay que retroceder 10 años en el tiempo. Nacida en el estado de Nueva York, se mudó a la ciudad de los rascacielos para hacerse un hueco en la industria de la moda. Según cuenta en el vídeo, después de muchas reuniones con agencias, se vino abajo mentalmente porque en todas recibió un feedback negativo, con argumentos tan contundentes como que era "demasiado grande" o "demasiado atlética". Fue entonces, con la presión sobre su cabeza y con el deseo de alcanzar su sueño, se planteó "hacer lo que fuera necesario". Y ya sabemos en qué se traducen esos 'todo lo necesario': mucho deporte para quemar y poco comer

DiDonato se obsesionó, hasta el punto de que en el vídeo reconoce que "tomé medidas extremas para verme de cierta manera". Para que sea más fácil de entender a qué punto de riesgo llevó su salud, la norteamericana confiesa que pesó en un momento de su vida en el que "estaba muy poco saludable" 53 kilos, algo que no se corresponde con una mujer que mide 1,78 cm

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Now and then .. I posted a video on my YouTube channel talking about my road to self love and body confidence. It took me a long time to feel comfortable in my body. I’ve fluctuated over the years from a double zero to a size 10 and I remember being so embarrassed and ashamed of that. I wish I was kinder to myself because I am only human but I thought models were meant to be a 00 and stay a 00. I was always hesitant to talk about body positivity or body diversity because I am aware being a size 6 or 8 is nothing ground breaking but in the modeling industry, my size hasn’t always been represented, celebrated or accepted. For me, feeling comfortable in my skin has taken a lot of work and effort and I wanted to share that with you guys. ❤️ Link in BIO!

Una publicación compartida de Emily DiDonato (@emilydidonato) el

La pesadilla emocional no había hecho más que empezar para DiDonato, que tampoco así se sintió mejor. De hecho, cuenta en su vídeo que se deprimió. "Estaba sola. Echaba de menos a mis amigos. No sabía lo que estaba haciendo en esta gran ciudad. No conocía a nadie. Ni siquiera sabía cómo hacer nuevos amigos", en referencia a su vida en Nueva York ya como modelo que codeaba con la élite, aunque sin terminar de alcanzar el éxito que ella pretendía. 

Al parecer, afortunadamente para ella se cruzaron en su camino la también modelo Julia Stegner y la maquilladora Charlotte Willer, que le escucharon en medio de esa soledad que le estaba atormentando por dentro. Gracias a una conversación con ellas, DiDonato cuenta que al menos reaccionó y recuperó "todo el peso perdido y algo más". Pero, como esto no es una historia de ficción, tampoco fue el punto de inflexión definitivo para su estado anímico, ni mucho menos. Lo iba a ser muy pronto, eso sí, pero por entonces ella no era consciente todavía de ello. "Recuerdo que no me gustaba nada mi aspecto. Cuando recuperé el peso, me sentí realmente avergonzada. Tenía muchas ganas de esconderme. Sentí que estaba fallando a todas estas agencias y personas que creían en mí y querían que lo hiciera. Solo pensé que estaba gorda. No hay forma de que tenga éxito ahora ", confiesa que sintió al ver su cuerpo de nuevo más voluminoso. 

Pero entonces llegó su tercer ángel de la guarda, que en este caso no fue de carne y hueso, sino de papel. Sports Illustrated. DiDonato posó para la mítica publicación deportiva en ropa de baño y, aunque de entrada tampoco le gustó el resultado de la sesión, el reportaje cambió para siempre su vida, tanto profesional como personal. DiDonato empezó a trabajar más que nunca desde entonces y, lo más importante, empezó a creer en sí misma y a sentirse bien con su cuerpo. Se quitó, de golpe, toda la presión que había sufrido desde los 18 años. 

En los últimos tiempos, además de su éxito profesional -es imagen de Maybelline, por ejemplo-, DiDonato ha alcanzado un nivel de bienestar cercano a lo que todo el mundo se merece. Afirma estar "en paz" con su cuerpo aunque todavía experimenta "días y momentos desafiantes", donde la inestabilidad y las dudas regresan, lo que supone una batalla para ella para no "descarrilar" emocionalmente hablando. 

Para cerrar este emotivo vídeo, DiDonato quiso mandar un mensaje claro a su audiencia: "No hay nada más sexy que una mujer que se sienta cómoda con su piel y su cuerpo". Y ella es el mejor ejemplo, porque, tal y como reconoce en Youtube, "Uso una talla 40 y en la industria de la moda no siempre está aceptada. Sé que estoy bien y tengo éxito en muchas áreas de mi vida. No puedes gustar a todos ni intentar ser perfecto. Y no deberías hacerlo, y eso está bien porque nadie es perfecto ".

Ver 6 fotos

 

Relacionados