La influencer está embarazada de su primer hija. | INSTAGRAM

La tierna foto de Laura Escanes con su pequeña Roma de uno de esos momentos que ayudan a superar todas las "sombras"

Así definió a las sensaciones negativas por culpa del posparto. 

Woman.es

Hace unos días Laura Escanes compartió con la sinceridad y honestidad que le acostumbra sus sentimientos en estos primeros días de maternidad, los más intensos e inestables en una mujer que acaba de dar a luz, donde el posparto hace estragos.

"He llorado como nunca, he tenido más miedos, dudas e inseguridades que nunca. Me han invadido los “¿lo estaré haciendo bien?” más de una vez. La miro y me pongo a llorar si pienso en que algo malo le puede pasar. Y a la vez desde que llegó Roma no puedo ser más feliz. Cuando la tengo encima y escucho sus suspiros se me pasa todo", escribió en su cuenta de Instagram la influencer. Una reflexión que no muchas madres se atreven a compartir y que habla de las sombras que todas las que han dado a luz conocen. 

Sin embargo, apenas unas horas después nos regalaba una de esas fotografías emotivas y tiernas que son capaces de alegrar el día a cualquiera que la vea. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

De domingo 😴👼🏼

Una publicación compartida de Laura Escanes (@lauraescanes) el

No hace falta escribir ni leyendas ni descripciones de la instantánea porque esta habla por sí misma. Es el espejo del final de la reflexión de Escanés hace unos días, la demostración de que las emociones positivas, de pura felicidad, acaban derrotando, en casi todos los casos afortunadamente, a todo lo negativo que genera el posparto

Una imagen en la que vemos un poco más a la pequeña como cuando hace una semana publicó en sus redes una igualmente emotiva con ella en brazos y su marido, Risto Mejide, besando su frente al otro lado de la cama. 

Relacionados

-->