Analizamos los aciertos y errores del look que escogió para la ceremonia.

Se acabó la pesadilla, Sofia Vergara gana la batalla por sus embriones

Cuatro años después de criogenizarlos, su ex quería gestarlos en un vientre de alquiler sin su consentimiento.

Woman.es

Hace cinco años, consciente de que el final de su edad fértil estaba cada vez más cerca pero sin saber en ese momento si querría volver a ser madre algún día (su único hijo hasta el momento, Manolo, nació en 1992), la actriz y su entonces pareja, Nick Loeb, tomaron la decisión de congelar un par de embriones concebidos por ambos para poder gestarlos en un futuro. Un año más tarde su relación había concluido. Según el contrato que firmaron tanto Sofía como Nick, ninguno de los dos podría hacer nada con ellos sin el consentimiento del otro.

Ahora su ex demandaba la custodia de esos embriones para poder implantarlos en un vientre de alquiler, ya que sentía la "imperiosa necesidad" de ser padre.

Pero la demanda de Nick Loeb ha sido desestimada.

Los embriones, que incluso tienen nombre (Emma e Isabella) están criogenizados en un centro de estado de Luisiana, el único de todos Estados Unidos en el que los embriones tienen derechos legales propios y, por lo tanto, se consideran ciudadanos independientes de sus padres.

El magistrado encargado del caso ha declarado improcedente la demanda afirmando que la corte de Luisiana no tiene jurisdicción ya que ambos embriones fueron concebidos in vitro en California y, por lo tanto, corresponde a los jueces de aquel estado decidir si el exmarido de Vergara puede o no puede usarlos. 

Sofia Vergara por fin puede respirar tranquila tras años de batalla legal.

// Outbrain