Katy Perry, el día de la investidura de Joe Biden como presidente de EEUU. | D.R

Todo el mundo habla de la actuación de Katy Perry que emocionó a Joe Biden (y su maravilloso vestido blanco)

La cantante californiana fue la encargada de clausurar la fiesta de investidura de Joe Biden como presidente de EEUU.

Woman.es

La investidura de Joe Bide como nuevo presidente de los Estados Unidos fue un momento histórico. No solo por todo lo que ocurrió desde que resultara ganador de las elecciones -las acusaciones de fraude por parte de Trump hasta el asalto al Capitolio- sino también por la crisis por coronavirus a la que nos estamos enfrentando. Contrario a como ha ocurrido en el pasado, esta investidura contó con un aforo muy reducido y además hubo un fuerte dispositivo de seguridad. Sin embargo, el mundo del espectáculo de Estados Unidos decidió realizar una gran celebración pero para evitar aglomeraciones la retransmitieron por la televisión.

Bajo el titulo Celebrating America, la gala fue retransmitida por todas las cadenas importantes del país,-a excepción de Fox-, y en ella se hizo un llamado al patriotismo y a la unidad, la concordia y el optimismo.  Tom Hanks fue uno de los presentadores de la gala quienes entre varias cosas dijo: "Las últimas semanas, y los últimos años, hemos sido testigos de profundas divisiones y de un preocupante rencor en nuestra tierra. Esta noche, reflexionamos sobre Estados Unidos: la práctica de nuestra democracia, los fundamentos de nuestra república, la integridad de la Constitución, la esperanza y los sueños que todos compartimos en busca de una Unión más perfecta", añadió.

Tras la actuación de Bruce Springsteen, Bon Jovi, John Legend y Justin Timberlake abordó Better Days y Foo Fighters  le llegó el turno a Katy Perry. La californiana clausuró el acto interpretando 'Firework' y rodeada de fuegos artificiales.  Las emocionadas miradas de Joe Biden y Kamala Harris junto a sus respectivas parejas lo dijeron todo. Se trató de unas de sus actuaciones más magistrales e importantes.

Enfundada en un impoluto look blanco de pies a cabeza firmado por Thom Browne, el vestido con cola, guantes y capa contaba con pequeñas incrustaciones de piedras en colores rojo y azul (como la bandera de los EEUUU).

Tras su incríble performance, su pareja Orlando Bloom y su hija Daisy, que acaba de nacer se acercaron a ella para fundirse en un abrazo y beso. Pero la felicitación no se quedó allí, el actor le dedicó unas hermosas y sentidas palabras:  "Un día, nuestra pequeña niña crecerá y verá a su madre desempeñar su papel en un momento de la historia que esperamos que cure, esperamos que una. Esperamos, amamos. Un compañero orgulloso aquí con una lágrima de alegría", escribió.

Los latinos dijeron presente

Igual que Jennifer López representó a los latinos en el acto oficial de la investidura cantando por la mañana los himnos This Land Is Your Land y America the Beautiful, varias estrellas hispanas en el programa especial. Este es el caso de Eva Longoria que  insistió en que es "responsabilidad" de los ciudadanos "proteger y construir una democracia más inclusiva cada día".

Demi Lovato recuperó en una actuación desde Los Ángeles el clásico Lovely Day de Bill Withers, mientras que Lin-Manuel Miranda recordó desde Nueva York, citando a Seamus Heaney en The Cure at Troy, que a veces "la justicia puede levantarse y que la esperanza y la historia riman".

Y no faltó Luis Fonsi con Despacito y Ozuna con Taki Taki para poner a bailar a todos con sus ritmos latinos.