Instagram

Sara Carbonero y la reflexión a su “yo” de hace diez años que ha emocionado a sus seguidores de Instagram

Un bonito texto que nos ha hecho reflexionar. 

Woman.es

¿Qué le dirías a tu "yo" de hace diez años? Seguramente más una vez te hayas hecho a ti misma esta pregunta y pocas veces te has parado a pensar en ello. Pero merece la pena hacerlo, sobre todo en estos días raros y convulsos en los que las emociones están a flor de piel y tenemos ese preciado valor que es el tiempo para hacerlo. 

A Sara Carbonero esta pregunta se la han formulado en entrevistas cientos de veces pero nunca ha sabido muy bien qué responder. Y ha sido ahora cuando, aprovechando que estaba haciendo limpia de fotografías en su ordenador, ha encontrado una imagen suya de hace una década que le ha invitado a reflexionar sobre todo eso que ha provocado que cambie su forma de pensar respecto a lo que pasaba por su cabeza entonces. 

"Le diría que no perdiera el tiempo ni la energía tratando de controlar todas las situaciones porque al final, la vida nos descoloca a cada uno en su lugar. Que hay cosas que dependen de nosotros y otras que no. Que se preocupara menos y se ocupara más, le diría que exprimiera cada segundo y que dedicara su tiempo solo a aquellas personas que merecieran la pena y le hicieran sentir bien. Que nunca dejara de soñar a lo grande, porque a veces los sueños se cumplen. Le diría que no dejara de hacer nada por miedo a arrepentirse porque siempre es mejor hacerlo que lamentarse por no haberlo intentado. Le diría que cada día de la vida es un regalo, un milagro, una oportunidad", indica la periodista, quien argumenta también que nos bueno luchar contra nada "porque el término “lucha” o cualquier otra palabra bélica implica un desgaste de energía. Que es mejor afrontar, aceptar y dejar fluir, nunca forzar".

En esa apuesta por el nunca forzar, cuenta también la presentadora "que no se puede gustar a todo el mundo y que no merece la pena perder un segundo en eso" porque al final lo importante es decir "muchas veces “te quiero”, que besara, tocara y abrazara mucho por si llegaba el día en el que no pudiera hacerlo" y "la vida puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos y que si eso ocurriera tendría todo el derecho del mundo a llorar, patalear, enfadarse, sentir rabia, miedo, impotencia. A bajar. Hasta el fondo. Pero que después siempre, siempre sale el sol. Que transformara el sufrimiento en sabiduría porque como decía Dante, el que sabe de dolor, todo lo sabe".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una pregunta recurrente que me han hecho en alguna que otra entrevista es qué le diría a mi “yo” de hace 10 años y nunca he sabido muy bien qué responder. Mira por dónde hoy organizando las fotos del ordenador me he encontrado con él y como en estos días estamos teniendo algo más de tiempo del normal he pensado sobre ello. Creo que le diría que no perdiera el tiempo ni la energía tratando de controlar todas las situaciones porque al final, la vida nos descoloca a cada uno en su lugar. Que hay cosas que dependen de nosotros y otras que no. Que se preocupara menos y se ocupara más, le diría que exprimiera cada segundo y que dedicara su tiempo solo a aquellas personas que merecieran la pena y le hicieran sentir bien. Que nunca dejara de soñar a lo grande , porque a veces los sueños se cumplen. Le diría que no dejara de hacer nada por miedo a arrepentirse porque siempre es mejor hacerlo que lamentarse por no haberlo intentado. Le diría que cada día de la vida es un regalo, un milagro, una oportunidad. Que no tratara de luchar contra nada, porque el término “lucha” o cualquier otra palabra bélica implica un desgaste de energía. Que es mejor afrontar , aceptar y dejar fluir, nunca forzar. Ah! Que no se puede gustar a todo el mundo y que no merece la pena perder un segundo en eso. Que dijera muchas veces “te quiero”, que besara, tocara y abrazara mucho por si llegaba el día en el que no pudiera hacerlo. Le diría que fuera siempre fiel a sí misma, inconformista, idealista y empática, una cualidad que está subestimada. Le diría que la vida puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos y que si eso ocurriera tendría todo el derecho del mundo a llorar, patalear, enfadarse, sentir rabia, miedo, impotencia. A bajar. Hasta el fondo. Pero que después siempre, siempre sale el sol. Que transformara el sufrimiento en sabiduría porque como decía Dante, el que sabe de dolor, todo lo sabe. Que no sufriera más de la cuenta a medida que iba perdiendo gente en el camino porque es ley de vida que nosotros cambiemos y los demás también. Le diría que se ha equivocado una y mil veces, y que seguirá equivocándose porque de eso va el juego. Le diría que la inseguridad...(sigue)

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

En este emotivo mensaje en el que parece hace referencia a la enfermedad que sufre desde hace casi un año y al infarto sufrido por su marido Iker Casillas semanas antes de ser diagnosticada le pide a su "yo" de hace diez años "que no sufriera más de la cuenta a medida que iba perdiendo gente en el camino porque es ley de vida que nosotros cambiemos y los demás también", que no tenga miedo a equivocarse "porque de eso va el juego" y "que diera muchas veces las gracias todos los días al despertarse y que por muchos palos que le diera la vida, nunca perdiera su inocencia y dejara de emocionarse con su ranking de canciones tristes ni parara de sonreír con los ojos". 

Unas bonitas palabras de Carbonero que termina asegurando que ha conseguido ser la mejor versión de si misma por ser capaz de valorar lo realmente importante, a las que han contestado miles de amigos no solo alabándolas sino poniendo lo identificados que se han sentido al leerlas. 

Es más, nos ha llamado la atención que entre tanto comentario de sus seguidores hemos encontrado uno de su amiga Isabel Jiménez que dice: "Jo, mi niña... ganas de leer más y más". ¿Se estará refiriendo su socia a este emotivo texto que ha escrito en sus redes sociales a modo de desahogo o es que Sara está aprovechando el confinamiento en casa para escribir un libro con reflexiones como esta? 

Sea lo que sea que la periodista se trae entre manos a nosotras ya nos tiene ganadas así que solo nos sale decir lo mismo que Jimenez porque estamos deseando continuar leyendo más escritos así de la de Corral de Almaguer. 

Relacionados