Su marido, el empresario francés François-Henri Pinault, fue quién acompañó a Salma Hayek en una de las noches más importantes para los amantes del arte en Los Ángeles. | Richard Shotwell / GTRES

Salma Hayek responde a quienes le acusan de haberse casado por dinero: "15 años juntos y estamos muy enamorados"

Su marido es el multimillonario francés François-Henri Pinault.

Woman.es

Salma Hayek es divertida y cercana, como bien sabes sus seguidores en Instagram, donde se ha convertido en una referencia imprescindible, y cuando tiene que poner las cosas en su sitio, lo hace. Demasiado había tardado en hablar sobre todo lo que se ha dicho acerca de su matrimonio con François-Henri Pinault, director ejecutivo de Kering, el grupo empresarial que controla marcas como Alexander McQueen, Yves Saint Laurent. y Gucci, pero por fin lo ha hecho sin pelos en la lengua. 

Ha sido en el podcast Armchair Expert de Dax Shepard. Hayek no ha tenido problema en referirse a todas las acusaciones y comentarios que se han vertido a lo largo de estos años acusándole de haberse casado por dinero con el que es su marido desde hace el año 2009 y padre de hija, Valentina, de trece años. 

"Cuando me casé con él, todos dijeron: 'Oh, es un matrimonio arreglado, ella se ha casado con él por dinero'. Yo estaba como, 'sí, lo que sea, bitchPiensa lo que quieras': 15 años juntos y estamos muy enamorados", relata la mexicana con absoluta franqueza. 

En la charla, Dax Shepard, cómico y actor norteamericano, le reconoce a Hayek que a él mismo se le pasó por la cabeza ese pensamiento antes de ensalzar la figura de François-Henri Pinault, a lo que la artista latina responde: "En las imágenes no puedes empezar a adivinar la magia que hay en él", comienza diciendo. “Me ha hecho convertirme en una persona mucho mejor y crecer de una manera muy buena y saludable", añade, alabando la figura de su marido. 

Salma Hayek no se ha quedado ahí en su valoración sobre lo que ha tenido que escuchar sobre su decisión de casarse con el multimillonario francés, ya que califica en el mencionado podcast como sexistas las especulaciones y comentarios malintencionados sobre su matrimonio porque ella también tiene éxito y, por ende, un patrimonio sobresaliente. 

De todas formas, a lo largo de la conversación, una vez aclarada esta cuestión, Hayek se dedica más tiempo a alabar a su marido, del que reconoce que no era en absoluto su tipo en un principio. “Era lo último que quería, no era mi tipo en absoluto. Y entré con las ideas preconcebidas y él las derritió todas”, se sincera justo antes de explicar con un ejemplo concreto cómo es François-Henri Pinault a pesar de la idea preconcebida que muchas personas ajenas a ellos tienen de él. 

"No es un adicto al trabajo; cuando termina, no importa lo difícil que haya sido, y créanme, tiene muchas responsabilidades, [llega a casa] con una gran sonrisa en su rostro, feliz de estar en casa, feliz de vernos a mí y a los niños, dispuesto a hacernos reír", concluye la protagonista de 'Abierto hasta el amanecer', a la que la vida le sonríe.