Ryan Phillippe y Reese Witherspoon en los Oscar de 2006, un año antes de su separación. | Jill Johnson / jpistudios.com

Ryan Phillippe y Reese Witherspoon: cuando tienes dos calcomanías por hijos

El parecido de Ava y Deacon con sus padres sigue sorprendiendo a cada día que pasa.

Juande Corrales | Woman.es

Se les acabaría el amor, pero que lo usaron a las mil maravillas para crear dos copias de sí mismos no se podrá negar. Ava y Deacon Phillipe son los hijos de la expareja de actores formada por Ryan Phillippe y Reese Witherspoon, y a sus 19 y 14 años de edad (respectivamente), el parecido que tienen con sus padres sale a la palestra con cada foto que nos muestran las redes.

Ya a principios de este año, alarmamos el tremendo parecido entre madre e hija con el debut como modelo de la joven Ava Elizabeth Phillippe, quien prestó su imagen para la campaña de Rodarte.

Reese Witherspoon y su hija, Ava Elizabeth Phillippe.  | Jordan Strauss / GTRES

Ahora, con motivo de su 44 cumpleaños, Ryan ha subido una foto a su cuenta oficial de Instagram, donde el parecido ha vuelto a ponerse sobre la mesa. Si bien la niña es idéntica a su madre, el pequeño Deacon Reese Phillippe ha salido clavadito al padre: mismo pelo, misma mirada, misma nariz y misma sonrisa. ¡Otra verdadera calcomanía!

Los 'followers' del actor no han parado de darle 'likes' (ya acumula más de 160 mil) y de comentar, además de felicitándole por la nueva velita de la tarta, el debatido parecido de él y su exmujer con sus hijos. Que si la hija tiene la cara de la madre pero con la forma del padre, que si el hijo tiene el rostro más alargado, parecido al de Reese...

De acuerdo no han llegado a ponerse, pero que ambos son hijos de sus padres no lo podrá negar nadie, lo mismo que el hecho de que Ryan parece más bien el hermano mayor de ambos, fíjate:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

me n mine 🖤

Una publicación compartida de ryan (@ryanphillippe) el

A Ava ya la hemos visto decantarse por el mundo de la moda, pero ¿y Deacon, heredará la profesión de actor de sus progenitores? ¡No hagas zapping!