Rosalía en su segunda actuación en el Festival de Coachella. | Gtres

Y Rosalía repitió en Coachella, por sorpresa y ¡en el escenario principal!

Gracias a la invitación de J Balvin.

Woman.es

Hace unas horas Rosalía hizo historia colando a la música española en Coachella con una enorme actuación de algo menos de una hora en la que repasó todos sus hits delante de un público entregado. Con lo que no contábamos prácticamente nadie, o al menos no había filtración previa ninguna de que así iba a suceder, es que la catalana volviera a subirse al escenario del festival más famoso del mundo antes del próximo viernes, que es cuando estaba prevista su segunda y última actuación -entre ambas, la próxima semana, tocará en Los Angeles-.

Por eso, y porque fue en el escenario principal, a diferencia de su show en solitario, que tuvo lugar en uno de los escenarios medios del festival, delante de miles personas que bailaban entregadas al ritmo del reggaetón de J Balvin, la cantante del 'Malamente' interpretó su último éxito junto al artista colombiano, 'Con altura', un tema que está batiendo récords en las plataformas digitales como Spotify

Para homenajear a este género latino, Rosalía escogió un look muy 'trapero', al lucir, como solo ella sabe, un chándal. Eso sí, no es un chándal cualquiera porque se trata de un diseño de Louis Vouitton en color morado y estampado con su logo tanto en el pantalón como en la chaqueta, que al igual que la vinilada que llevó en su concierto, era de estilo torera.

Las dos coletas largas a las que también recurre habitualmente y unas deportivas blancas completaron su look. 

Rosalía y J Balbin durante su actuación en el Festival de Coachella. | Gtres

Rosalía disfrutó de un momento histórico, probablemente mucho más -aunque en ella esos detalles no se noten cuando se sube al escenario- relajada sin la presión del día anterior, y formó parte de un día histórico para el festival, porque por primera en su historia un artista de reggaetón dio un concierto completo, y encima como una de las estrellas del cartel, en el cual este año tiene mucho peso la música latina. 

El año pasado, Balvin, que llenó de color el escenario principal del festival -pelo multicolor teñido incluido-, ya actuó en Coachella pero lo hizo como Rosalía en esta ocasión, como artista invitado de Beyoncé, que regaló una de sus mejores actuaciones de su carrera al público californiano aquel día. 

Relacionados