| Fátima

Rihanna hunde Snapchat por frivolizar con la violencia de género que sufrió

El escándalo ha provocado pérdidas de unos 800 millones de dólares en la empresa. 

Woman.es

El pasado jueves Rihanna protagonizó un tenso enfrentamiento contra Snapchat que ha indignado y movilizado a las redes sociales. ¿El motivo? La aplicación había lanzado una especie de encuesta en la que le preguntaba a los usuarios si preferirían "abofetear a Rihanna" o "golpear a Chris Brown", junto a imágenes de ambos artistas. La polémica no se hizo esperar, no solo por el desafortunado "juego" que proponían frivolizando acerca de la violencia, sino porque recordaba uno de los momentos personales más duros de la de Barbados, quien en 2009 sufrió una paliza a manos del cantante cuando eran pareja sentimental. 

Chris Brown y Rihanna durante la gala de los Grammy. | Christopher Polk / GETTY

Como no podía ser de otra forma, Rihanna ha alzado la voz en defensa de todas las víctimas de violencia doméstica, mostrando su enfado y provocando un levantamiento en masa contra la 'app' fundada por Evan Spiegel, marido de Miranda Kerr. "Ahora, Snapchat, sé que ya sabes que no eres mi aplicación favorita, pero estoy tratando de descubrir cuál ha sido el problema con este lío. Me encantaría llamarlo ignorancia, pero sé que no eres tan tonto. ¡Has gastado dinero para animar a algo que avergonzaría a las víctimas de violencia doméstica y te burlas de ello!" ha escrito la estrella a través de Instagram. "No se trata de mis sentimientos porque no tengo muchos... pero todas las mujeres, niños y hombres que han sido víctimas de violencia en el pasado y especialmente los que aún no lo han logrado superar... ¡nos has decepcionado! Qué vergüenza."

La reacción de los millones de seguidores de Riri ha sido contundente, pues son tantas las personas que han cerrado su cuenta en la red social que, según recoge CNN Money, las acciones de Snapchat han caído un 4% tras el suceso, lo que supone para la empresa unas pérdidas económicas de unos 800 millones de dólares que ya han sido bautizadas como el "efecto Rihanna" por Forbes.  

Ante esta situación, Snapchat ha hecho frente a las críticas mediante un escueto comunicado alegando que se ha tratado de un fallo informático, puesto que la red social emplea plataformas publicitarias que apenas cuentan con interacción humana en el proceso de aprobación. "Sentimos mucho haber cometido el terrible error de permitir que pasara por nuestro proceso de revisión. Estamos investigando cómo sucedió para asegurarnos de que nunca vuelva a suceder", han explicado. 

Sin embargo, Rihanna no es la primera 'celebrity' que usa su poder contra la red social, pues hace solo unos días Kylie Jenner consiguió que miles de usuarios dejaran de utilizar la aplicación simplemente porque no le gustaba su última actualización, a raíz de lo cual ha surgido incluso una petición en Change.org que exige la vuelta a la antigua interfaz y ya supera los 1,2 millones de firmas. Por si alguien todavía lo dudaba, el escándalo ha puesto de manifiesto la influencia social real de ciertas personalidades y si algo queda claro es que Snapchat no puede permitirse otro paso en falso.