La cantante Rihanna, en un acto de presentación de Fenty, en 2020 | GETTY

Rihanna se convierte en la artista femenina más rica del mundo

Ha entrado a formar parte de la lista de las personas más ricas del mundo de Forbes y se sitúa tras Oprah Winfrey

Noelia Murillo

En lugar de trabajar bajo las órdenes de un superior que decida cómo debe ser su trabajo o qué camino debe tomar su carrera profesional, muchos famosos y personajes del mundo del espectáculo optan por crear sus empresas y convertirse en sus propios jefes. También es cierto que crear una marca cuando ya se goza de cierta popularidad, en cierto modo, implica menos riesgo para el emprendedor y, además, le proporciona mayores ingresos que los que obtiene por su faceta como actor o músico.

Eso bien lo sabe Rihanna, que se acaba de convertir en la artista femenina más rica del mundo con su reciente entrada en la lista de multimillonarios de Forbes. Si bien es cierto que desde que despegó no ha dejado de crecer (éxitos como ‘Umbrella’, ‘Diamonds’ o ‘The Pursuit Of Happiness’ lo avalan), la cantante de Barbados no ha entrado a ocupar este prestigioso puesto por su música precisamente.

-Estas son las uñas de alto voltaje de Rihanna: ¡Cuidado, que queman!

-El nuevo corte de pelo de Rihanna que no te atreves a lucir

Lo ha hecho gracias a su perfil como empresaria, ya que en 2017 lanzó Fenty Beauty, una compañía de cosméticos que, junto con sus actividades como cantante, le ha reportado alrededor de 1.700 millones de dólares según las estimaciones de ‘Forbes’. Gracias a esta inabarcable cantidad monetaria, ha logrado ser la segunda mujer más rica del mundo. Solo la ha superado la presentadora Oprah Winfrey.

Según esta publicación, 1.400 millones de dólares provienen de su empresa de belleza, de la que posee el 50% del capital (la otra mitad pertenece al conglomerado francés LVMH), mientras que 270 millones de euros son atribuidos a su firma de lencería y ropa interior, llamada Savage x Fenty. El resto de los ingresos se debe a su faceta como artista, ya sea por la venta de sus discos o el caché derivado de sus actuaciones en directo. Conviene recordar que canción que publica, canción que forma parte de las listas de éxitos y eso también tiene su repercusión económica.

El objetivo con el que lanzó la línea de bases de maquillaje de Fenty Beauty, el de hacer productos inclusivos para todo tipo de pieles, la han convertido en una de las marcas de referencia de la cosmética. Además, ha aprovechado ese tirón para conseguir un mayor número de adeptos gracias a sus redes sociales, donde reúne más de 100 millones de seguidores en Instagram. Aumenta esa cifra en su perfil de Twitter, donde la siguen 102,5 millones de usuarios. En ambas, la artista muestra gran actividad y promociona algunos de sus productos.

Sin embargo, no son todo éxitos los que ha cosechado la cantante de Barbados, puesto que en febrero LVMH y Rihanna cerraron otra empresa de moda también llamada Fenty (que, en realidad, es su apellido). Tampoco se libró de la crisis económica derivada de la pandemia, puesto que el pasado año sus ingresos se vieron reducidos. A pesar de ello, es la artista más afortunada del mundo.