La reina Letizia, durante un evento en el Congreso | Sergio R Moreno / GTRES

La reina Letizia se queda sola por un ‘error de protocolo’ en el Congreso

Fueron apenas unos segundos y la reina Letizia actuó con total normalidad ante el descuido del Gobierno. 

Woman.es

Una semana más, la reina Letizia arrancaba su agenda de compromisos. El pasado lunes la soberana presidió un acto en el Congreso de los Diputados en el que se ha procedido a trasladar el escritorio de la diputada impulsora del voto femenino Clara Campoamor al Palacio de la Cámara Baja. Actualmente, el escritorio de Campoamor se encuentra ubicado en el vestíbulo de otro de los edificios parlamentarios, la antigua sede del Banco Exterior, y la idea es darle un espacio más relevante dentro del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, donde hace unos años ya fue trasladado desde el mismo emplazamiento el busto de la sufragista española.  Hasta ahí todo normal, sin embargo, un 'error de protocolo' por parte del Gobierno dejó a la esposa de Felipe VI sola a su llegada al Congreso. 

- La reina Letizia recupera su traje rojo 'made in Spain'.

- La reina Letizia, en clave 'working' con Bimba y Lola.

Nada más llegar a la puerta del Congreso, la reina Letizia se bajó del coche en el que viajaba y se paró a saludar a la prensa que allí estaba para cubrir el acto. Pero allí nadie la esperaba. Durante unos segundos, la reina se ha quedado sola, pero al momento han aparecido la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la presidenta de Senado, Pilar Llop, y la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, que también estaban invitadas al acto. 

Presidió un acto en el Congreso de los Diputados en el que se ha procedido a trasladar el escritorio de la diputada impulsora del voto femenino Clara Campoamor al Palacio de la Cámara Baja | Sergio R Moreno / GTRES

La espera fue tan corta que muchos ni se dieron cuenta, de hecho, los testigos del ‘error de protocolo’ comentan que la reina actuó con completa normalidad, como si no ocurriera nada. Eso sí, para la prensa este detalle no ha pasado desapercibido y varios medios de comunicación se hacen eco de él. 

Para la ocasión, la reina apostó por un look de firmado por el diseñador Roberto Torretta, destaca tanto por el detalle de la chaqueta, que simula una camisa interior, como por la abertura del bajo del pantalón, que aporta gracia y movimiento al conjunto. Tanto es así que la reina ha escogido este pantalón en diversos momentos, llevándolo tanto a modo de 'total look' (como hizo en las Jornadas europeas del desarrollo del 2018) como por separado, combinándolo con una camisa blanca por ejemplo (como vimos en su encuentro con la selección femenina de baloncesto).