Kim Kardashian y Kanye West | Gtres

El impactante regalo de ciencia ficción que Kanye West le ha hecho a Kim Kardashian por su cumple

Una sorpresa desde el más allá. 

Woman.es

Los 40 de Kim Kardashian están siendo de lo más especiales. No todos los días se llega a una cifra tan redonda y eso siempre es digno de ser festejado pese a que este no sea el mejor año para hacerlo.

Porque el 2020, más allá de la pandemia mundial en la que vivimos inmersos, para la empresaria ha significado también un tiempo duro en el que su familia ha estado en el punto de mira, sobre todo después del polémico discurso político ofrecido por Kanye West como posible candidato a Presidente del Gobierno de los Estados Unidos en el que contó, entre otras cosas, que quiso que su mujer abortara cuando se quedó embarazada de North. 

La celebrity dijo entonces sentirse "devastada" por lo ocurrido, pidió respeto para su marido porque sufría trastorno bipolar y ambos decidieron centrarse en su familia para así poder recuperarse de este golpe. Y parece que lo están consiguiendo a juzgar por los últimos acontecimientos.

Porque la gran fiesta que organizó Kim Kardashian por su cumpleaños fue de lo más emotiva por muchos motivos, uno de ellos el impactante regalo con el que el rapero le obsequió. Un regalo que parece salido de una película de ciencia ficción ya que se trata de un mensaje en forma de holograma de su padre, Robert Kardashian

"Para mi cumpleaños, Kanye me dio el regalo más reflexivo de mi vida. Una sorpresa especial del cielo. Un holograma de mi papá. Es tan realista y lo vimos una y otra vez, llenos de lágrimas y emociones. Ni siquiera puedo describir lo que esto significó para mí y mis hermanas, mi hermano, mi madre y mis amigos más cercanos experimentar esto juntos. Muchas gracias Kanye por este recuerdo que durará toda la vida" son las palabras que la más famosa del "Klan" ha compartido en sus redes sociales junto al mensaje de su padre. 

En el holograma se ve como el abogado, que falleció en el año 2003, le expresa a Kim lo orgulloso que se siente por el hecho de haber continuado su legado al seguir sus pasos en el mundo del derecho, al tiempo que recuerda al ritmo de la canción de Barry Mann 'Who Put the Bomp' momentos de la infancia como cuando llevaba a sus hijas al colegio. 

Sin duda un obsequio que seguro no esperaba y que, estamos seguras, no olvidará.