El estilista de Meghan Markle comparte sus trucos para cortar el pelo, desde dominar bien las puntas hasta no mojarlo nunca. | Getty images

¿Ha salido reforzada Meghan Markle tras la entrevista con Oprah Winfrey? Esto dicen los sondeos de popularidad y las principales voces públicas

La popularidad de Meghan Markle y el príncipe Harry tras la entrevista con Oprah Winfrey se ha disparado en EE UU mientras en otros países ha desplomado. ¿Adivinas dónde?

Clara Hernández

La entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry concedieron a Oprah Winfrey (puedes leer aquí el texto completo, en español) no ha dejado de provocar titulares y reacciones desde que se emitió, en la madrugada del lunes, en la CBS (en España, este sábado fue emitido por Antena 3 el domingo estaba previsto que la ofreciera La Sexta), haciendo fluctuar los índices de popularidad de la pareja, aunque no de igual forma en todas las partes del mundo.

La duquesa de Sussex afirmó en el encuentro que las presiones que sufrió en la casa real le hicieron pensar en quitarse la vida, que su hijo Archie fue objeto comentarios y decisiones racistas por parte de la familia de su marido y negó que hubiera hecho llorar a Kate Middleton como había afirmado la prensa ("Fue al revés", afirmó").

Getty

La conmoción que provocaron sus declaraciones hicieron que la casa real emitiera un comunicado en el que mostraban su tristeza por lo "desafiante" que había sido su etapa en palacio y prometían investigar las acusaciones de racismo, un extremo sobre el que el príncipe Guillermo también respondió ("No somos una familia racista").

Ahora bien, este huracán, ¿ha reforzado la imagen de Meghan Markle, o más bien todo lo contrario? Depende de en qué lugares nos fijemos. Mientras en Estados Unidos triunfa el hashtag #IamMeghan, los sondeos de popularidad se han disparado (algunos muestran que las opiniones favorables sobre ella han subido del 45% al 67%), y predominan las voces que han mostrado su apoyo a la esposa del príncipe Harry, especialmente en lo concerniente a las acusaciones de racismo (entre ellas, celebridades de la talla de la poeta Amanda Gorman, la cantante Beyoncé, la deportista Serena Williams o incluso la Casa Blanca), la opiniones en Gran Bretaña son más duras. Así, un informe de YouGov mostraba una subida sin precedentes de las percepciones negativas sobre Meghan (hasta el 58% de los encuestados), han surgido voces para que se retire a la pareja el ducado de Sussex y no son pocos los periodistas y presentadores que la acusan de victimismo e, incluso, de mentir y de descerebrada por no medir las consecuencias que tendrían sus palabras para la corona y por haber ido demasiado lejos. 

Más benévolos son los jóvenes británicos de 18 a 24 años (al 55% les gusta Meghan). Por su parte,  miembros el partido laborista han pedido una investigación por los indicios de racismo en la corona, y algunos políticos y reporteros de países de la Commonwealth han aprovechado para cuestionar el régimen monárquico, que podría enfrentarse a una de sus crisis más graves de los últimos años. 

En otras partes del mundo, como en España, se mira todo con cierto escepticismo y no faltan los memes. La entrevista que se emitió este sábado en Antena 3 dejó 'trending topics' y un reguero de comentarios, protagonizados, sobre todo, por el humor. 

Estas son las opiniones más comentadas, a favor y en contra. 

A FAVOR:

La Casa Blanca (Jen Psaki): La secretaria de prensa de la Casa Blanca ha alabado el coraje de "cualquier persona que se presente y hable de sus propias luchas con la salud mental y cuente su propia historia personal". "Hace falta valor", afirmó, asegurando que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, estaba de acuerdo con sus palabras. 

Serena Williams: la deportista y amiga de Meghan Markle fue una de las primeras en expresar su apoyo cerrado a la duquesa, recriminando las actitudes racistas de la casa real. "Meghan Markle me enseña cada día lo que significa ser noble de verdad. Sus palabras ilustran el dolor y la crueldad que ha experimentado".

Beyoncé: la reina del pop tampoco se ha quedado callada y ha destacado el valor de Meghan para rebelarse contra las normas. "Gracias, Meghan, por tu coraje y liderazgo. Todos somos ahora más fuertes y tenemos más inspiración por ti", ha escrito bajo una imagen en la que aparece la artista saludando a la duquesa de Sussex.

Getty

Meena Harris, nieta de Kamala Harris: La joven deseó un "Happy Meghan Markle appreciation Day' ('Feliz Día de Gracias de Meghan Markle') antes de que comenzara la entrevista para más tarde retuitear, entre otros, los comentarios de apoyo que Serena Williams envió a la duquesa de Sussex y otros mensajes que recriminaban el racismo de la monarquía.

La poeta Amanda Gorman: La poetisa que nos enamoró en la investidura de Joe Biden y, luego, en la Super Bowl, ha mostrado públicamente su apoyo sin fisuras con varios tuits en los que se refiere a Meghan Markle como una inspiración. "No está claro si esto cambiará a la familia real, pero la fuera de Meghan sin duda redefinirá la familia en todas partes. Piensa en las mujeres que se inspirarán en ella para defender sus vidas, en las parejas que serán más amables y valientes que la familia en la que nacieron". 

El cineasta Michel Moore: El popular director de cine, conocido por películas como 'Fahrenheit 11/9', critica sin tapujos el "racismo" de la Corona. "El reino que trajo esclavos por primera vez hace 400 años ha sacado a la luz su actual racismo en toda su brutalidad: ¿Cómo de negros serán sus hijos? El Palacio se negó a proporcionar seguridad para su bebé. Meghan, aplastada, consideró el suicidio. Vaya.". 

Jelani Cobb, periodista de The New Yorker: "No podemos escandalizarnos de que la corona que presidió un sistema de esclavitud colonial global pueda ser un poco racista, ¿verdad?", comentó, con ironía, el redactor del diario estadounidense. "Esta gente (por la corona) no se dio cuenta de que estaban tratando con una mujer adulta. Estoy seguro de que ahora lo saben", afirma en otro tuit. 

La ministra Bernice King, hija de Martin Luther King: "La realeza no es un escudo contra la devastación y la desesperación del racismo (...) Agradezco que Meghan Markle siga aquí", escribe en uno de los muchos tuits que ha escrito al respecto.

La comentarista y política Ana Navarro-Cárdenas: La popular tertuliana política que vive en Estados Unidos y que cuenta con 1,6 millones de 'followers' en Twitter subrayó la gravedad de los comentarios racistas contra el pequeño Archie, aunque lo hizo con un comentario bastante ofensivo en el que arremetía, entre otras cosas, contra las orejas del príncipe Carlos. "¿Me estáis diciendo que este Adonis (por Carlos), o alguien estrechamente relacionado con él -ya sabéis, como el presunto pedófilo tío Andrew- estaba preocupado por el color de la piel de un bebé? Si yo fuera pariente de Meghan, me preocuparía por cómo serían sus orejas". 

La presentadora Jameela Jamil: La popular presentadora y actriz de 'The good place' británica critica a la prensa británica y la corona, alineándose con Meghan. "¿Podemos, por favor, tomarnos un momento para recordar lo obsceno que fue el comportamiento de la prensa y del palacio ante una entrevista que en realidad resultó ser bastante vaga y mansa? ¿Qué pensaban que iban a decir Meghan y Harry? ¿Qué habrán hecho para tener tanto miedo?"

SAG-AFTRA, sindicato estadounidense de actores y locutores: "Todos estamos contigo, Meghan. Todo el mundo se merece la protección de un sindicato", han escrito,  llevando a su terreno una de las frases de Meghan en la que esta lamentaba la falta de protección que había encontrado por parte de la casa real y lo comparaba con la protección que sí había tenido en sus años de actriz gracias a los sindicatos.

Ava DuVernay: la directora, guionista, productora y actriz estadounidense, con más de 2,7 seguidores en Twitter, no solo ha querido recordar la entrevista que en su día concedió Lady Di a la BBC, demostrando las similitudes entre las protestas de suegra y nuera (hay muchas), sino que ha retuiteado un llamamiento que ha estado circulando estos días por las redes con el hashtag #BlackWomenAtWork que muestra indignación por el presunto trato racista de la casa real y llama a la acción. "Hay una Meghan Markle en tu lugar de trabajo ahora mismo que necesita que tomes acción, no solo tu hashtag en redes sociales. La misma empatía que has sentido esta noche viendo a Harry y meghan, debería traducirse en acción en tu lugar de trabajo". 

#ImwithMeghan: es el hashtag a favor de Meghan Markle que surgió espontáneamente en las redes tras ver la entrevista con Oprah y que han etiquetado miles de usuarios. Bajo este paraguas, son muchos quienes destacan la valentía de Meghan para rebelarse contra un sistema injusto y admitir sus problemas mentales, recriminan el racismo y muestran su solidaridad por el dolor sufrido por la duquesa de Sussex. En este grupo figura la novelista Luvvie Ajayi Jonesm, que subraya el hecho de que no quisieran conceder a Archie el título de príncipe

The Washington Post (William Booth): sin la emotividad que recogen los mensajes anteriores, el periódico mayor y más antiguo de la capital de Estados Unidos alude a los "errores" sin corregir de la monarquía británica que han quedado expuestos en la entrevista y señala que la institución parece "seguir estando especialmente alejada de temas como la salud mental y el racismo". 

The New York Times (Sarah Lyall y Tarino Mzezewa): "Racismo, falta de respaldo y apoyo financiero", son las denuncias que pronunció Meghan y que un artículo de The New York Times recoge, indicando que la entrevista sirvió para "recordar que Harry y Meghan no tienen miedo de hablar de los problemas de salud mental (...) y que de un modo u otro, seguirán haciendo un trabajo similar al que hacían como miembros de la familia real". 

Hamilton Nolan, en The New York Times: Por su parte, el columnista Hamilton Nolan, en el mismo periódico, utiliza la entrevista para arremeter contra el sistema monárquico. "Una entrevista reciente de la que quizá hayas oído hablar revela que la monarquía británica es un antro tóxico de murmuraciones y racismo. ¿Y quién podría dudarlo? No hay nada más fácil de creer que una institución creada para ser la encarnación física del clasismo esté inundada de inhumanidad (...) Cualquier nación que siga teniendo una monarquía en 2021 está demostrando tener una mortificante falta de agallas revolucionarias", afirma. 

La activista Brittany Packnett Cunningham: Su mensaje, que retuiteó la cantante y actriz Gabrielle Union, alude al juego de polaridad que la prensa británica practicó con Meghan y Kate Middleton. "La diferencia de trato entre Meghan y Kate es uno de los ejemplos más claros de la misoginia en juego y es un recordatorio de que si pueden hacer eso a una duquesa, está sucediendo a las mujeres negras todos los días". 

La televisiva Bethenny Frankel: Muy popular en Estados Unidos por su participación en el concurso 'The Real Housewives of New York City', asegura que no puedo evitar las lágrimas al escuchar a Meghan. "La angustia emocional y el racismo deben sentirse sofocantes e impotentes", opinó.

El exprimer ministro de Australia, Malcolm Turnbull: mas que mostrar su apoyo a Meghan Markle o el príncipe Harry, la entrevista le animó a "deshacerse de la monarquía británica" e invitó a cuestionarse si el próximo monarca después de la reina Isabel debería "convertirse en nuestro jefe de Estado". 

El columnista de Uganda Nicholas Sengoba: En la misma línea que el exmandatario australiano, aseguró que la entrevista había abierto sus ojos más aún sobre "la Commonwealth" y planteó que había cuestiones no resueltas con sus antiguos colonizadores. Asimismo, cuestionó si los jefes de Estado de la Commonwealth deberían seguir estando orgullosos de cenar con los miembros de la familia real. 

Voces laboristas: Atendiendo a las palabras de los duques de Sussex, miembros del Partido Laborista británico han pedido una investigación sobre los comentarios racistas a los que aludieron. 

EN CONTRA: 

Maureen Callahan (New York Post): No todos los comentaristas estadounidenses apoyaron a los duques de Sussex. La columna de Maureen Callahan en New York Post se titulada 'Meghan Markle's interview was full of bull' ('La entrevista a Meghan Markle estuvo llena de tonterías') y mostraba todo menos pena por la exactriz, recordando la frase que esta dijo ("No pensaba decir nada escandaloso") después de lanzar todo tipo de bombas. "Por favor, como todos sabemos, Meghan no es tan buena actriz", comenta, antes de arremeter contra la supuesta ingenuidad de Meghan, que aseguró que antes de casarse no sabía nada de la familia real, o contra su queja de que nadie se preocupaba de sus sentimientos "en medio de niños hambrientos y empobrecidos en Sudáfrica". ¡Sin desperdicio!

Piers Morgan (Good morning Britain): Ya sabemos que el popular presentador británico del programa 'Good Morning Britain' ha dimitido tras criticar a Meghan Markle. "No creo ni una palabra de lo que dice. No me la creería ni aunque me leyera un informe meteorológico y el hecho de que provocara este ataque contra la familia real creo que es despreciable", dijo. Tras las amonestaciones del copresentador, Alex Beresford, se levantó y se fue. "¿Es demasiado tarde para las nominaciones al Oscar?", preguntó, también, en relación a la duquesa.

Tucker Carlson en Fox News: No arremetió contra los duques de Sussex, pero defendió la postura de Piers Morgan. "Dijo la verdad y se negó a que la mafia le hiciera mentir y eso es una inspiración para todos nosotros". 

La periodista Megyn Kelly: la reportera y abogada tampoco ha dudado en arremeter contra la pareja, a la que acusa de victimismo.  "Meghan y Harry pretenden que ningún miembro de la realeza lo ha tenido peor en la prensa que ellos. Por favor. ¿Has visto alguna vez a gente tan privilegiada revolcarse en su propio victimismo (percibido) de esta manera? 

El experto sobre asuntos reales Robert Jobson, en Daily Mail: Asegura en un artículo en el Daily Mail que la única ganadora del debate es "la multimillonaria Oprah Winfrey" mientras Meghan, "cuyas habilidades interpretativas han sido exageradas, ofrece una actuación rebuscada y sobreactuada". "Las pausas dramáticas son tan obvias", subraya, antes de indicar que, actuando o no, Meghan "no contiene sus insultos". "No pude evitar sentir pena por la Reina y el Príncipe Carlos en particular cuando su hijo multimillonario reveló que estaba aislado económicamente y que dependía de los millones que le dejó su difunta madre Diana".

Richard Kay, en el Daily Mail: Directamente, el periodista y amigo de Lady Di aboga por que a Meghan y Harry se les retire su título de duques ya que han puesto bajo seria amenaza la continuidad de la monarquía. Además, desmiente que la pareja se casara tres días antes de la boda porque las normativas impedirían que se llevara a cabo solo con tres personas. Asegura que la boda íntima de la que habla Meghan fue, en realidad, un ensayo. 

El periodista español Jaime Peñafiel: Tras lo sucedido, el experto español en monarquía ha tachado a la duquesa de Sussex de "desequilibrada". "Ella es una desequilibrada como lo era Lady Di", afirmó en el programa 'Cuatro al día". "No es cierto que la casa real fuera racista. había una curiosidad lógica de saber si el niño iba a sacar los genes de la abuela, que es totalmente negra. Normal", afirmó. 

El asesor de relaciones públicas Mark Borkowski: Tachó la entrevista de "muy perjudicial" para la familia real y, en general, ser un elemento dañino para muchas cosas, y señaló que algunas de las acusaciones de Meghan eran "profundamente personales". "Esto podría ser el comienzo de una guerra de relaciones públicas (...) Hay muchos perdedores en esto". 

El historiador británico Robert Lacey: El biógrafo y asesor de 'The Crown' que dijo en el pasado que Meghan había sido crucial en la ruptura de Guillermo y Harry, quita peso a algunas de las declaraciones de Meghan. Por ejemplo, afirma que el hecho de que se le retirara el pasaporte o el carné de seguridad es "por su propia seguridad". "Si pudiera salir a conducir por su cuenta, no estaría protegida". 

ESCÉPTICOS CON AMBOS BANDOS

Marine Hyde en The Guardian: La comentarista británica repasa algunas de las incongruencias de la corona en una columna en The Guardian, pero eso no significa que se alinee con el príncipe Harry y Meghan Markle: "En lo que respecta al dinero, seguro que es lamentable que te "corten las finanzas" a los 30 años, de forma que te obliguen a dejar una casa financiada por los contribuyentes para comprar una mansión californiana de 14,5 millones de dólares", indica, con ironía. "Pero la sensación es aún mayor cuando el Palacio de Buckingham anuncia puestos de trabajo por debajo del salario mínimo, dado que muchas de las tareas suenan como algo que se esperaría que hicieras si te retuvieran sin pasaporte a cambio de "alojamiento y comida" en un cobertizo". Hay para todos.

Tuiteros en España: Tras la emisión de la entrevista por Atresmedia, las declaraciones de Meghan no han dejado de inspirar comentarios y memes (parece que había pocas ganas de tomárselo en serio). El humor ha sido la tónica general y muchas de las publicaciones iban dirigidas a mostrar parecidos razonables (Meghan con Begoña Villacís o Harry con Ed Sheeran y Zane de H2O). O a recordar los guiones de 'The Crown' ("Se me está haciendo corto el último capítulo", aseguraba la periodista y escritora Mónica Carrillo). Otro de los temas favoritos era hacer especulaciones sobre el nombre que tendría el bebé que espera la pareja. Todos parecen estar de acuerdo en que la llamarán Diana (y en esto no hay discusión).