Meghan Markle y el príncipe Harry, sonrientes y cómplices en su aparición en Londres.  | Doug Peters / GTRES

La referencia a Notting Hill en la imagen de Meghan Markle y el príncipe Harry anunciando segundo embarazo

¡Fantasía!

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Fue el 14 de febrero, día de los enamorados, cuando Meghan Markle y el príncipe Harry decidieron anunciar que esperan su segundo hijo. Un bebé muy buscado después de que la duquesa de Sussex sufriese un aborto el pasado verano. Ahora, la pareja no puede estar más feliz dado que, además, disfrutan de una vida de lo más relajada en Santa Bárbara (California). 

Minutos después de anunciar esta maravillosa noticia, eran multitud de medios los que saltaban a analizar esta imagen minuciosamente y nosotras también os contábamos la historia detrás de la misma

Meghan Markle y el príncipe Harry esperan su segundo hijo. | D.R.

Si ya conquistaron a todo el planeta con el Christmas con el que la pareja quiso felicitar la Navidad públicamente el pasado mes de diciembre (y que además fue con una ilustración de una fotografía tomada por la propia madre de Meghan Markle, Doria), la imagen con la que han anunciado esta nueva y preciosa noticia ha sido tomada por el fotógrafo y amigo de la familia Misan Harriman. Y tal y como ha declarado el reconocido fotógrafo de origen nigeriano a la edición británica de la revista Vogue, "son almas gemelas absolutas", y eso es algo que, sin duda, queda patente en la fotografía de los duques de Sussex.

"Con el árbol de la vida detrás de ellos y el jardín que representa la fertilidad, la vida y el avance, no necesitaban ninguna dirección, porque están, y siempre han estado, bailando juntos por la vida como almas gemelas absolutas", declaró Harriman. "Cuando ves a personas que tienen la conexión que tienen, es como leer las páginas de un libro", añadió. 

Sin embargo, hay un detalle que a nosotras no se nos ha escapado y es que, ya sea a propósito o no, la pareja nos ha hecho revivir la preciosa escena final de la película Notting Hill en la que Julia Roberts y Hugh Grant están sentados en un banco en el parque y él está leyendo, mientras ella está tumbada acariciando su barriguita de embarazada.

Una de las escenas más bonitas de la película. | Universal