Irina Shayk.  | CORDON

Tenemos la prueba: Irina Shayk es sexy incluso comiendo pasta después de una noche de fiesta

Queda demostrado que la modelo puede sacarle el lado sensual a cualquier situación. 

Woman.es

Irina Shayk puede presumir de tener uno de los cuerpos más envidiables del panorama actual de modelos. Durante toda su carrera ha levantado pasiones con su increíble tipo e incluso después de su primer embarazo la 'top' sigue luciendo una impresionante figura. 

Ver 54 fotos

Lo confesamos, cada vez que Irina publica una de sus sensuales fotos morimos un poco de envidia. Pero hay algo que llevamos aún peor que ver su impresionante tipo: observar cómo la modelo come pasta en cantidades industriales sin ningún tipo de consecuencia sobre su cuerpo. A su cuenta de Instagram nos remitimos.

 

When girlzzz love their pasta @intimissimiofficial 🍝

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

Está bien, sabemos que la que fue ángel de Victoria's Secret sigue una rutina de entrenamiento de lo más estricta, pero lo cierto es que ese cuerpazo le viene de serie, pues en más de una ocasión la hemos visto disfrutando de enormes platos de pasta, pizza y demás delicias totalmente restringidas para la mayoría de modelos y mortales en general. 

Por si fuera poco, Irina está de lo más sexy comiendo los espagueti carbonara con una camisa negra de estilo pijamero que deja a la vista el sujetador de encaje para presumir de escote. 

CORDON

El look no es casualidad, pues Irina Shayk acababa de asistir a la apertura de una nueva tienda de Intimissimi en Nueva York ya que actualmente es imagen de la marca de lencería. La modelo escogió un 'outfit' muy apropiado para la ocasión, llevando un dos piezas negro combinado con 'stilettos', un pequeño 'clutch' y ropa interior de la firma italiana.

Imaginamos que al terminar la fiesta la 'top' quiso picar algo antes de irse a dormir, exactamente igual que tú cuando llegas a casa de una noche de discoteca pero con mucho más glamour. Qué le vamos a hacer, no podemos luchar contra la genética.