El Príncipe Harry se queda en el Reino Unido para trabajar mientras Meghan vuela de regreso a Canadá. | Gtres

El príncipe Harry se sincera con James Corden sobre el 'Megxit'. "había un ambiente tóxico"

El nieto de la reina Isabel II charla con el famoso presentador James Corden. 

Woman.es

A comienzos de febrero, el portal sensacionalista TMZ captó al príncipe Harry en la cubierta de un autobús turístico en Los Angeles junto a James Corden, el famoso presentador británico de Late Late Show, exitoso programa de la televisión norteamericana. Este es mundialmente conocido sobre todo por la sección Carpool Karaoke en la que entrevista a un famoso de forma distendida mientras viajan en coche.

En un principio se rumoreó que podría ser una versión de esta sección y ahora que ya se ha emitido la entrevista podemos afirmar que así es, aunque en una versión más pausada y repleta de titulares. Harry, entre otras muchas confesiones, le ha contado a Corden que era su primera vez en un autobús descapotable de este tipo porque “no tenía permitido subirse a uno” y también que por la pandemia esta era la primera vez que disfrutaba de una visita turística por LA.

Los dos ingleses residentes en California han compartido una tarde juntos con las cámaras como testigos, y ha dado tiempo a casi todo, desde visitar la mansión de 'El Príncipe de Bel Air' y tomar el té encima se la cubierta del bus a abordar el tema que bien podría protagonizar una temporada de 'The Crown' si llegara la serie hasta el momento presente: el 'Megxit'.

Había un ambiente tóxico", responde con absoluta franqueza sobre por qué tomó la decisión junto a su esposa de "alejarse, no retirarse", aclara. "Hice lo que haría cualquier esposo, cualquier padre, necesitaba sacar a mi familia de allí", se sincera Harry con Corden, al que le ha dicho también que su salud mental estaba siendo destruida. 

En otro momento de la entrevista, Harry deja muy claro que nunca se alejará del servicio público como miembro de la familia real británica, aunque esta afirmación entra en colisión con el comunicado emitido hace pocos días por la casa real liderada por su abuela, donde se informó de que los duques de Sussex no retomarían un papel activo como miembros de la familia real. 

Por cierto, el nieto de la reina Isabel II también se ha referido a la famosa serie de Netflix, y su valoración no tiene desperdicio: “Me siento mucho más cómodo con 'The Crown' que viendo las historias escritas sobre mi familia, mi esposa o yo", explica Harry, que reconoce tener un problema serio con las fake news que dan por cierto un hecho que luego no es tal.

Sin embargo, para él, 'The Crown' "Te da una idea aproximada de cuál es ese estilo de vida, cuáles son las presiones de poner el deber y el servicio por encima de la familia y todo lo demás y qué puede surgir de eso", pero "no pretende ser noticia, es ficticia", cuenta. "Pero se basa libremente en la verdad", concluye reconociendo sobre la serie para cerrar este capítulo interesante de la entrevista con James Corden.

Los entresijos de su relación con Meghan

No se sabía todavía públicamente el embarazo de Meghan, que en un momento de la entrevista se conecta por Facetime para convencerle de que entre en la mansión donde se rodó la mítica serie de Will Smith, así que este tema no se ha tocado en la entrevista.

Pero Corden sí le ha preguntado a Harry la pregunta del millón sobre su relación con su mujer, cuándo supo que era la mujer de su vida: “En la segunda cita empecé a pensar que esto era muy especial", le dice el príncipe. "Fue sólo el hecho de que nos llevábamos bien. Y estábamos muy cómodos en la compañía del otro”, añade al respecto. 

Harry, además, no ha tenido reparos en profundizar más sobre el tema, poniendo en contexto cómo es salir como un royal: "Todas las citas se convierten en cenas, ver la televisión o charlar en casa. Y, finalmente, una vez que te conviertes en pareja, entonces te aventuras a cenar, al cine y todo lo demás. Todo se hace al revés con nosotros", explica. 

Para el príncipe Harry, estas rarezas fueron una ventaja porque permitió fortalecer el vínculo en el inicio de su relación con Meghan Markle. "Pudimos pasar una enorme cantidad de tiempo solos los dos en lugar de ir a casa de amigos o cenar donde había otras distracciones. No había distracciones y eso fue genial, fue algo increíble. Fuimos de cero a 60 en los primeros dos meses", cuenta el hijo de Lady Di y el príncipe Carlos, que ha dejado junto a James Corden uno de los grandes momentos televisivos de lo que llevamos de año.