El Príncipe Harry se queda en el Reino Unido para trabajar mientras Meghan vuela de regreso a Canadá. | Gtres

El príncipe Harry se queda trabajando en el Reino Unido, mientras Meghan vuela de regreso a Canadá

 

El duque de Sussex se queda en el Reino Unido y planifica qué será de su futuro, mientras que la duquesa regresa a casa con su hijo Archie

Woman.es

La gira final de los duques de Sussex duró cinco días. Tiempo suficiente para que Meghan hiciera un verdadero despliegue de su magnífico armario. La pareja se mostró en todo momento sonriente, relajada y muy accesible. Así con una imagen de pareja sólida, Harry y Meghan Markle se despidieron de sus compromisos reales, antes de la inminente despedida oficial, que ocurrirá el 31 de marzo cuando el Megxit se haga oficial. Aunque la duquesa ya se encuentra en Canadá junto a su hijo Archi, el príncipe Harry se quedó en Gran Bretaña para continuar trabajando.

- De Topshop a Givenchy: Meghan Markle y sus looks valorados en casi 30.000 euros para despedirse de la familia real británica

-Meghan Markle nos conquista con un vestido con lazada y taconazos ¿Será su último look como 'royal'?

En su despedida oficial el príncipe Harry prometió que seguiría comprometido con causas como el ejército, aseveración que sostuvo una vez más en el Palacio de Buckingham el pasado martes, mientras su esposa regresaba a América del Norte. El periódico británico The Telegraph, aseguró que en su último acto real, la duquesa derramó una lágrima  tras recibir las emotivas despedidas  por parte del personal.

 El Príncipe Harry se queda en el Reino Unido para trabajar mientras Meghan vuela de regreso a Canadá. | Gtres

El último evento televisado de la pareja fue el servicio religioso organizado en la Abadía de Westminster, un encuentro que puso de manifiesto la tensa relación del duque con el resto de los miembros de su familia. Aunque fue publicitado como último compromiso de su gira de "despedida", Harry se quedó unos días más para mantener algunas reuniones privadas sobre lo que le depara su futuro, ahora que ya no trabajará para la reina Isabel II.

La pareja ha dicho que dividirán su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica, manteniendo su hogar en Frogmore Cottage donde pagarán el alquiler. El Príncipe Harry regresará continuamente al Reino Unido, mientras que Meghan Markle se concentra en promocionar su nueva organización "sin fines de lucro".

En esta breve visita al Reino Unido, Meghan mantuvo reuniones con el Queen's Commonwealth Trust (QCT) y la Asociación de Universidades de la Commonwealth. La pareja compartió en su cuenta oficial de Instagram fotografías y un vídeo de ellos junto a los jóvenes de ambas asociaciones. 

Se espera que en lo que resta del año el Príncipe Harry y Meghan anuncien el nuevo nombre que usaran como pareja, pues ya no podrán utilizar la marca  "Sussex Royal", así como que den más detalles de lo que implicará su trabajo a futuro.

Hasta ahora, la pareja se ha enfrentado a fuertes críticas por la forma en que manejaron su partida. La pareja no ocultó sus frustraciones por el acoso de la prensa, y en su comunicado final insinuaron que no estaban del todo contentos con el acuerdo al que habían llegado con la reina. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

Los seguidores más fervientes de la pareja, aplaudieron cada una de sus decisiones y los acompañaron en este pequeño tour final. Desde el 1 de abril los duques de Sussex tendrán libertad de movimiento para continuar con sus propios intereses comerciales sin tener ya ningún tipo de vinculación profesional con la monarquía británica. El convenio se revisará en un año y la Reina les dijo que siempre tendrán las puertas abiertas en caso de que quieran regresar.

El Megxit provocó que los Sussex hayan cerrado su oficina de Palacio, por lo que tuvieron que despedir a sus quince empleados, a quienes le ofrecieron una comida en un restaurante con estrella Michelin de la capital inglesa en la que, según algunos presentes, se derramó más de una lágrima.