TOBY MELVILLE / GTRES

El principe Guillermo jamás perdonará que su hermano Harry y Meghan Markle mintieran a los británicos

Aquí hay rencor. 

Woman.es

En todas las familias cuecen habas, hasta en las reales y no nos tenemos que ir muy lejos para saberlo, aunque esta vez es la Casa Real Británica la que está en boca de todos. Aunque son unas de las familias con más historia de Europa, como el el resto de las familias, también tienen sus más y sus menos, tanto es así que Meghan Markle y el príncipe Harry hace unos meses hicieron las maletas y se marcharon al otro lado del charco para emprender una nueva vida. Allí, por las noticias que tenemos, les va bien (como para no estarlo con la mansión que tienen en Los Angeles, claro), pero hubo momentos en que los roces entre Harry de Inglaterra y su hermano mayor eran tan grandes que la situación se hizo insostenible por momentos. Es más, hay algo que el hijo mayor de Lady Di y el príncipe Carlos no le perdonará nunca a su cuñada y su hermano. 

El look más relajado de Meghan Markle para homenajear a Lady Di.

El príncipe Harry habla por primera vez de su nuevo hogar en Santa Bárbara.

"En la mañana del 6 de mayo [2019], Meghan dio a luz debidamente a su hijo pasada la fecha en la que salía de cuentas, aunque el niño estaba sano”, contó el historiador británico Robert Lacey en su nuevo libro 'Battle of Brothers: William, Harry and the Inside Story'. "Baby Archie nació al amanecer, a las 5.26 am, lo que permitió a la abuela Doria [Ragland] y la feliz pareja regresar a Windsor con su precioso hijo sin ser detectados", contó. 

Sin embargo, la versión que se le dio a la prensa fue otra. Y ahí precisamente es donde Guillermo ve el fallo de su hermano. Ocho horas después de que Meghan diera a luz a su pequeño, comunicaron oficialmente que se estaba poniendo de parto

"Su estratagema se vio reforzada por el hecho de que el Palacio de Buckingham emitiera una declaración engañosa a las 2 pm de ese día diciendo que la duquesa de Sussex estaba empezando a dar a luz, cuando, de hecho, había dado a luz a su nuevo hijo ocho horas antes", contó el autor. A Guillermo no le gustó en absoluto que Meghan actuara como una “prima donna” (una diva), asegura el escritor.