La Princesa Charlotte con vestido de Zara. | Instagram @kensingtonroyal

La imagen más tierna de la princesa Charlotte por su 6º cumpleaños

Días después de que los Duques de Cambridge celebraran su décimo aniversario de boda, la familia vuelve a tener un motivo de alegría con el cumpleaños de la mediana de sus tres hijos. 

Julia García

Después de despedir al patriarca de la familia, Felipe de Edimburgo, la familia real inglesa ha tenido unos días de tranquilidad, aunque esta semana ha sido especial para los duques de Cambridge, que han celebrado su décimo aniversario de bodas y también el cumpleaños de su única hija, la princesa Charlotte, que el dos de mayo ha soplado las velas por sexta vez en su vida. 

El príncipe Guillermo, Kate Middleton y sus hijos se encuentran en Anmer Hall, su flamante mansión de campo situada en Sandringham, la extensa finca propiedad de la familia real en el condado de Norfolk, al este de Inglaterra, lugar en el que suele pasar la familia al completo las vacaciones de Navidad. 

Allí está grabado el vídeo familiar con el que dieron las gracias por todas las felicitaciones recibidas por su aniversario de bodas con impecables looks propios de la campiña británica. Y allí está tomada la foto que ha distribuido la casa real en un comunicado por el sexto cumpleaños de la princesa Charlotte, hija mediana de los duques de Cambridge -el príncipe George nació en 2013 y el príncipe Louis, en abril del 2018-. 

La foto, en la que Charlotte aparece con el cabello suelto, un cambio con respecto a imágenes anteriores en las que casi siempre se la veía con un semirrecogido, la hizo su propia madre, Kate Middleton

La pequeña Charlotte, que pasa por segundo año consecutivo su cumpleaños en el campo, no ha lucido esta vez un vestido de una firma española, como sí ocurrió hace 365 días, cuando llevó un diseño de Zara.

En esta ocasión, la hija de los duques de Cambridge posa con una pieza de una firma londinense de ropa infantil. Rachel Riley London. El vestido, en color azul marino y con estampado floral, destaca por los detalles rosas, incluidos los botones, y por el cuello baby. 

Pero más allá del vestido y del nuevo peinado con el que Charlotte aparece en la citada imagen, lo que más llama la atención es el increíble parecido de la princesa con su padre, el príncipe Guillermo. Si no fuera por su larga melena, bien podría ser un calco su imagen de la de su primogénito cuando este tenía su edad. No solo comparten casi todos los rasgos del rostro, es que tienen idéntica hasta la preciosa sonrisa que Kate Middleton ha retratado con maestría en el rostro de su hija.