La foto de prometidos de la princesa Beatriz, tomada por la princesa Eugenia. | Instagram

La princesa Beatriz y Edoardo Mapelli Mozzi se mudan lejos de Londres

La nieta de Isabel II estaría planteándose seriamente hacer una oferta por una propiedad en Oxfordshire valorada en más de cuatro millones de dólares para abandonar su apartamento en el palacio de St James y establecer allí su hogar familiar.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Tras casarse en la más estricta intimidad el pasado verano (después de verse obligada a retrasar la fecha inicial de la boda por la pandemia), la princesa Beatriz ha estado viviendo en un apartamento de cuatro habitaciones del palacio de St. James, en Londres, junto a su marido Edoardo Mapelli Mozzi.

Se trata de la misma vivienda que compartía anteriormente con su hermana, la princesa Eugenia, que se calcula que costaría unas 20 mil libras al año, pero ahora los recién casados habrían empezado a buscar una casa en los alrededores de los Cotswolds, donde le habrían echado el ojo a una vivienda de un tamaño considerable.

"A la propietaria le hizo mucha ilusión que Beatriz acudiera a visitarla, pero trató de mantenerlo en secreto", ha asegurado una fuente al periódico 'Daily Mail'.

A principios de este mes, Beatriz y Edoardo visitaron una propiedad en Oxfordshire que cuenta con un "granero para fiestas" y una piscina que sin duda haría las delicias del pequeño Wolfie, el hijo que él tiene con su anterior pareja, Dara Huang, y que actuó como padrino en su enlace. La propiedad está a la venta por unos 3 millones de libras, o 4,2 millones de dólares, y se cree que la pareja hará muy pronto una oferta porque se encuentra cerca del hogar de varios amigos, como la modelo Kate Moss y la cantante Ellie Goulding.

Beatriz y Edoardo comenzaron su relación de forma poco convencional, mientras ella vivía en Nueva York y Edoardo en una casa familiar del oeste de Londres que compró para su ex novia Dara Huang y su hijo Wolfie, antes de que rompieran. Así, el niño no tenía que cambiar de residencia y eran los padres los que se turnaban para pasar la noche y así trastocar lo mínimo posible las rutinas del pequeño. Dara se muda ahora a Belgravia con su nueva pareja, así que esta búsqueda de casa parece perfecta para pasar el tiempo que le toca con su hijo y disponer del espacio suficiente para aumentar la familia cuando ambos lo decidan.

De hecho otra fuente ha asegurado al diario que "Edo está dispuesto a dar a Wolfie un hermano o hermana, y una extensa casa señorial sería el lugar perfecto para comenzar su familia".