Emily Ratajkowski combinó un traje azul marino con un bolso de estilo retro  | Christopher Peterson / GTRES

El precioso desnudo de Emily Ratajkowski a las 33 semanas de gestación

A punto de dar a luz.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

El pasado mes de octubre, Emily Ratajkowski soltó la bomba (y nunca mejor dicho): estaba embarazada. La modelo, quien contrajo matrimonio hace ahora dos años con Sebastian Bear-McClard, lo anunció vía Instagram con un vídeo en el que la actriz de 'Girls', Lena Dunham, como la propia modelo, han participado activamente en su dirección, edición y montaje. Ahora, cuanto está a punto de dar a luz, Emrata, como así se la conoce en Instagram, ha querido compartir una sesión de fotos que realizó cuando estaba de 33 semanas de gestación.

- Emily Ratajkowski dice que las botas de tacón fino vuelven a ser tendencia. 

- Tu chico y tú podréis vestiros igual gracias a la colección más 'casual' de Emily Ratajkowski.

Completamente desnuda, como ya lo hizo para anunciar que estaba embarazada de 20 semanas, Emily ha posado a lo 'Demi Moore' para el objetivo de los prestigioso fotógrafos Inez & Vinoodh."Reamente agradecida de que mis adorados amigos y colaboradores hayan capturado ese momento tan especial de mi vida. Gracias. Aquí estaba de 33 semanas", ha escrito.

Una imagen en la que se puede comprobar cómo Emily sigue teniendo un cuerpo de escándalo. Porque aunque algunos (y algunas no lo crean),  este tipo de posados son muy importantes para normalizar el embarazo. No son solo artísticos, sirven para demostrar que las mujeres también son sensuales durante la gestación y acabar un poco con el estigma de que las embarazadas no pueden seguir presumiendo de sexualidad durante la misma. 

De ahí que horas más tarde de subir este posado, Emily compartiese otra instantánea de la misma sesión. 

Eso sí, lo que de momento no ha desvelado es el sexo del bebé.  “Cuando mi marido y yo contamos a amigos que estoy embarazada, su primera pregunta tras el ‘enhorabuena’ casi siempre es: ‘¿Sabéis qué queréis que sea?’", aclaró. ¿Por qué? "No queremos saber el género hasta que nuestro hijo tenga 18 años y nos lo diga".