La duquesa de Sussex acudió para apoyar a su amiga Selena Williams. | Mike Egerton / GTRES

La polémica en torno a Meghan Markle por cómo coge a su hijo en brazos

La última aparición de los duques de Sussex ha despertado todo tipo de comentarios. 

Woman.es

Este miércoles se producía una de las apariciones públicas más esperadas del mundo 'royal': Meghan Markle y su hijo, Archie, acaparaban los flashes cuando ambos hacían acto de presencia en el torneo benéfico de polo Power Royal Chariy Polo Day, una cita en la que participaban activamente los príncipes Harry y William. 

Por supuesto, el look de Meghan, un vestido verde midi con escote en V de Lisa Marie Fernandez, fue uno de los focos de atención de la jornada. La duquesa de Sussex lo combinó con gafas de sol con montura metálica dorada, aire setentero y ligeramente rectangulares de Givenchy, así como larga melena suelta. Pero otro de los detalles que no pasó inadvertido fue, por supuesto, el hecho que Meghan llevara a su bebé, Archie, entre los brazos en lo que constituye el primer 'paseo' público del bebé desde que nació, el pasado mes de mayo.

Meghan Markle, siempre a la moda. | Andrew Matthews / CORDON

Una toquilla cubre al pequeño, de la que sobresale parte de la cabeza por atrás y las piernas del bebé. Pero lo que de verdad ha generado numerosos comentarios en las redes es un detalle un tanto insólito: la forma en la que Meghan Markle coge con sus brazos a su hijo. Según algunas opiniones, no lo hace correctamente o lo hace de una forma que denota inseguridad al hacerlo. 

"Parece que se le va a caer", "no sabe coger a su hijo", "no parece relajada, parece torpe, incómoda y estresada al sujetar al bebé de esa manera", "¿qué clase de madre coge a sus hijos de esa manera?", son algunos de los comentarios que se pueden leer en las redes y que recogen los medios británicos. Y que, a su vez, han sido criticados por ser crueles y formentar el 'mum shaming', es decir, el culpabilizar y avergonzar a una madre por cómo cuida a su bebé. 

The Sun, incluso, recoge las observaciones expertas de una matrona que asegura que no hay nada de malo en la forma en la que la esposa del príncipe Harry toma en brazos a su pequeño sino más bien al contrario: lo hace con afán protector, pegándolo a su cuerpo, para que el niño se sienta seguro.  

La duquesa de Sussex optó por un vestido muy cómodo y elegante. | Andrew Matthews / CORDON

En cuanto a cómo se debe de coger en brazos a un niño, no hay una única forma, indican los expertos, que sí recomiendan preocuparse de que la cabeza del bebé esté sujeta o apoyada, y que ambos estéis cómodos. 

El 'mum shaming' se extiende a otras áreas del cuidado de los recién nacidos y siempre en referencia a la madre, no del padre. Hace unos días, Laura Escanes se adelantaba a una de estas reacciones y hablaba de lactancia materna, a la vez que explicaba bien a qué se refiere esa expresión. La influencer, que comparte en sus perfiles sociales todos los detalles sobre su embarazo, aseguraba que no sabía si daría el pecho a su hija y arremetía contra la gente que juzga ante algo así. 

"Creo que cuando eres madre es cuando más se sjuzga. Si das pecho porque lo das durante demasiado tiempo; si no lo das, porque no lo das y es lo peor para el bebé; si porteas porque se acostumbra a los brazos y si no porteask porque no creas víncula. Si haces colecho porque lo haces, si trabajas porque trabajas demasiado pronto y si no trabajas, porque no lo haces", resumía.

Relacionados