La reacción de Khloé Kardashian  al enterarse de su embarazo. | D.R.

La polémica decisión de Khloé Kardashian sobre su embarazo

Sigue los pasos de sus hermanas Kourtney y Kim.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Khloé Kardashian no quiso hacer público su embarazo hasta que no estuvo segura de que todo iba bien. Sin embargo, una vez que lo anunció de forma oficial (vía Instagram, cómo no), hemos asistido al que podríamos decir, está siendo el minuto a minuto de su gestación. Entrevistas en directo, en diferido, los cambios en su silueta día a día con imágenes en sus diferentes redes sociales. Hasta ahí todo bien.

Aunque lo mejor estaba por llegar. Seguidores y detractores (de todo tiene que a haber en esta vida) se han quedado de piedra con su última revelación al respecto. "Voy a comerme la placenta", le ha confesado a su hermana Kim durante uno de los episodios de la nueva temporada de 'Keeping Up With The Kardashians'. 

Lo que oyes, querido Minion. Pero tranquilos todos porque esto no se trata de coger cuchillo y tenedor en la sala de partos. Kim Kardashian y Kourtney Kardashian ya se comieron la placenta antes que Khloé y lo hicieron a través de pastillas. Exacto. Se somete a la placenta a un proceso de liofilización (deshidratación) y se almacena en cápsulas. Según cuentan los expertos en la materia, sus propiedades son muy beneficiosas para evitar la depresión post parto.  "Cada vez que tomo una pastilla siento una inyección de energía y me siento saludable y bien", aseguró Kim tras compartir su experiencia en su App.

Kourtney también compartió con sus seguidores su experiencia ingiriendo pastillas realizadas con su placenta: "¡Qué rico! Pastillas de placenta. No es broma. Me pondré triste cuando se me acaben. Te cambian la vida".

Solo podemos decir, ¡qué aproveche!