Pippa y Kate vestidas de novia en sus respectivas bodas.  | GTRES

Pippa Vs. Kate: ¿dos novias muy parecidas?

Aunque con algunas diferencias, los vestidos de novia de ambas hermanas han tenido muchos puntos en común. 

NATALIA HERMOSÍN|WOMAN.ES

De corte tradicional, sin excesos y perfectamente adecuado a su estilo. Así ha sido el vestido que el diseñador inglés Giles Deacon ha realizado para la hermana de la duquesa de Cambridge. Lo cierto es que Pippa tenía muy alto el listón ya que estaba claro que todos la iban a comparar con su Kate. Eso sí, en realidad sus bodas nada tienen que ver puesto que a Pippa (y aunque su flamante esposo sea rico) nada le une con la realeza británica salvo que ser hermana de quién es. Sin embargo, si analizamos al detalle ambos vestidos de novia encontramos más de una coincidencia. 

Pippa Middleton y Kate Middleton a la salida de la iglesia con los pequeños de la familia, el príncipe Jorge y la princesa Carlota. | GTRES

El vestido de Kate Middleton fue creación de Sarah Burton para Alexander McQueen. Y sí, la diseñadora británica dio en el clavo, porque entonces a Kate todo el mundo la iba a comprara con Lady Di. El cuerpo de este vestido fue confeccionado con encaje francés y la falda, cuya cola medía tres metros, también tenía apliques de encajes y flores de seda. El largo velo iba acompañado en este caso de una tiara, propiedad de Isabel II, y unos pendientes de Robinson Pelham realizados en exclusiva para ella. 

GTRES

En el caso de Pippa, el vestido de Giles Deacon tiene cierto parecido. Salvo en los escotes y las mangas, que es donde se aprecia la mayor diferencia, los dos tienen el mismo corte: cuerpo de encaje ceñido y falda con volumen y cola a partir de la cadera. Tal vez, Pippa se inspiró en el vestido de Kate para dar forma al suyo como muestra de cariño y admiración hacia ella. 

Pippa y Kate en sendas bodas.  | GTRES

Estilismo muy distintos, sin embargo, han lucido ambas en su papel de damas de honor. Mientras que Pippa llevó a la boda de Kate un vestido realizado también por Sarah Burton, en color blanco a juego con el de la novia, Kate ha optado por un color rosa palo con tocado a juego. Eso sí, ambos pertenecen a Alexander McQueen, firma en la que la duquesa de Cambridge siempre ha confiado para los momentos más importantes. 

Ver 18 fotos