Paz Padilla y su marido en la playa. | GTT

Paz Padilla ha celebrado el cumpleaños de su marido con una tierna foto y un precioso mensaje

La presentadora ha vuelto a homenajearle. 

Woman.es

"Feliz cumpleaños mi amor!!! Celébralo con una gran fiesta, yo aquí te seguiré diciendo te quiero y mandándote besos llenos de ternura, te amo!!!!".

Cuando la potencia de la palabra en primera persona es tan abrumadora sobran las introducciones. Y más si cabe cuando el contexto es de sobra conocido, como ocurre desgraciadamente con la historia de Paz Padilla y su marido, Antonio Juan Vidal, que hubiera cumplido 54 años en un día en el que la presentadora andaluza no ha querido dejar pasar sin tener un nuevo recuerdo público hacia su figura a través de su perfil personal de Instagram.

El abogado y funcionario de la Junta de Andalucía, fallecido el pasado mes de julio a causa de un cáncer que le fue diagnosticado -un tumor cerebral- un año antes de su muerte, ha sido el gran amor de la humorista, y no ha dejado de recordarle de forma póstuma como le cuidó y acompañó hasta el último momento en vida. 

Ya nos mostró unas preciosas imágenes de cómo le despidió junto a sus íntimos al atardecer en una playa gaditana, y también compartió alguna bellísima imagen íntima de la pareja con nuevas palabras emocionantes de recuerdo. Ahora, por el mismo canal, su cuenta de Instagram, Paz ha hecho lo propio en el que hubiera sido el cumpleaños de Vidal con las palabras tan bonitas con las que hemos comenzado este texto y con una foto igual de emotiva en la que aparece ella besando en primer plano la frente de su esposo. 

Nos alegra muchísimo ver a través de sus redes y su regreso a los platós de televisión que poco a poco la actriz y presentadora vuelve a sonreír, terapia cuyo impacto positivo han probado millones de españoles gracias a la propia Paz a lo largo de toda la carrera de esta, dedicada casi en exclusiva a hacernos reír a todos los demás.

Es una inmensa alegría ver que está sacando fuerzas, seguramente muy apoyada por el otro gran pilar de su vida, su hija Anna, para dejar un año 2020 que está siendo especialmente triste en su caso, ya que también ha tenido que despedirse de su madre y, más recientemente, de su suegra