Miguel Jr es el primer hijo de Paula Echevarría y Miguel Torres. | INSTAGRAM

La confesión de Paula Echevarría en plena crisis de lactancia, ¿qué es y por qué aparece en las primeras semanas de vida del bebé?

"Así estoy, en este bonito remolino" ha dicho la actriz sobre estos episodios que está viviendo junto a su hijo Miguel, quien acaba de cumplir su primer mes. 

Julia García

El pasado 11 de abril, Paula Echevarría y Miguel Torres daban la bienvenida a su primer hijo en común, Miguel. Un nacimiento que llenó de alegría a la pareja después de más de tres años juntos y que, como a todos los papás, les ha hecho adentrarse como pareja en una etapa muy distinta a la anterior tan apasionante como compleja.

Está llena de retos para ambos desde el inicio, pero especialmente para la madre si decide optar por la lactancia a demanda para alimentar al bebé. En este caso, que es en el que se encuentra la actriz, el desafío es aún mayor puesto que el tiempo que te queda libre más allá de estar con tu hijo se ve notablemente reducido. 

"¿Alguien más pasando por esto o que lo haya pasado que me de consejos para poder tener vida además de alimentar/calmar/crear vínculo/etc.. con mi bebé?", preguntaba la propia Paula recientemente en su perfil de Instagram al tiempo que mostraba una fotografía suya amamantando a su pequeño en la consulta del dermatólogo. 

"El consejo es que todo lo demás puede parar... Y que eso es lo realmente importante y demasiado efímero para mi gusto. En un abrir y cerrar de ojos formará parte del pasado.😍 así que lo mejor que te puede pasar es que tu cachorro vaya contigo a todos lados", le respondía la también actriz Sara Sálamo, quien es madre de dos niños junto al futbolista Isco Alarcón

Efectivamente, no hay más consejo que el de la paciencia y disfrutar de la experiencia todo lo posible porque por el camino puede ir encontrando baches que probablemente no se esperaba. Porque por mucho que Paula ya sea madre de una niña llamada Daniela, han pasado más de doce años desde entonces y muchas cosas han cambiado pero, sobre todo, si algo sabemos de todo este proceso es que nunca se deja de aprender de él. 

De hecho, ahora ha confesado a sus tres millones y medio de seguidores encontrarse en plena crisis de lactancia. Un "bonito remolino" como ella misma lo ha denominado que la mantiene todo el día pegada a su bebé. 

Quienes hayan pasado por esta experiencia sabrán muy bien a qué se refiere la asturiana pero quienes no han sido madres puede que no tengan muy claro qué es esta crisis de lactancia de la que habla. Tal y como explica Alba Padró, asesora de lactancia de ALBA, "llamamos crisis, brotes o escalones de crecimiento a las situaciones donde el bebé parece no estar conforme con la producción de leche de su madre. Por suerte la mayoría de los bebés experimentan estas situaciones a una edad similar, lo que nos permite entender su comportamiento". 

Esto significa que, aunque la lactancia esté perfectamente establecida desde su nacimiento, al llegar aproximadamente la tercera semana de vida del bebé, el comportamiento del pequeño cambia. "Quieren mamar de manera continua, lo que puede traducirse en no soltar el pecho o comer cada 30 minutos, llorar desesperados si no tiene el pecho en la boca o incluso regurgitan leche en cantidades considerables pero quieren seguir mamando", argumenta la experta. 

Esta crisis de lactancia puede aparecer también a las 6-7 semanas y a los tres meses de vida por lo que conviene armarse de paciencia porque, como bien recuerda Alba Padró, "tal como ha llegado, la crisis se irá".