Blusa y falda de encaje, en blanco y rojo, Pati Conde by Dándara y cinturón de piel Les Petites. Las dos prendas se han fabricado en India, por mujeres, que era una de las ilusiones de Patricia después de colaborar con Woman Together y Naciones Unidas. | Jorge Pintado

Patricia Conde: "La felicidad es tener salud y poca memoria"

Está como loca con la moda. Sí, ahora diseña para la firma Dándara, mientras sueña con hacer una serie diferente para Netflix y ultima su primer guión.

 

Ester Aguado | Fotografía: Jorge Pintado | Estilismo: José Herrera

Lo mejor de charlar con Patricia Conde es que, además de hartarte a reír, trabajas muy poco. Con que lleves la primera pregunta preparada, basta. Porque ella te lo cuenta todo, se lo hayas preguntado o no. Es puro torbellino. Y eso que está en una época madura, reflexiva, ordenada. Pero su entusiasmo lo inunda todo, esté cansada, haga un día terrible para las fotos o no tenga comida apta para celiacos. No importa. "Solo subo a Instagram cosas bonitas o que irradien optimismo. Lo malo me lo guardo, no se lo cuento ni a mi madre. ¿Qué necesidad hay?" Esa es su filosofía de vida. Y nos encanta.

Actriz, presentadora, escritora, humorista, diseñadora de moda, modelo... ¿Dónde estás más cómoda?

Siempre he sostenido que todas somos muchas mujeres y más hoy en día, que nos multiplicamos, nos reinventamos a diario... Solo son formas distintas de expresarme.

Ahora estás encantada diseñando una línea para la firma Dándara...

Ya diseñé moda en 2009, de forma altruista, para un programa de la ONU (Moda para el Desarrollo) y Woman Together, con Bibi Russell. Sacamos una colección para dar trabajo a las mujeres de India y una parte la invertíamos en pagar el cole de sus hijos. Removimos conciencias y... ¡vendimos todo!

Aquí luce blusa de rayas y pantalones, ambos Pati Conde by Dándara; gorra Tommy Hilfiger, bolso Jellymoon y zapatos Robert Clergerie. | Jorge Pintado

¿Por qué has vuelto a diseñar ahora, acaso no encuentras lo que te gusta?

Eso por una parte (desde pequeña dibujo ropa que me gustaría llevar) y por otra, me hace ilusión colaborar a que las mujeres se sientan guapas. Mis amigas, mi hermana, mi madre… siempre me han pedido ayuda para sacarse partido. Mi casa parece el plató de “Cámbiame”. Y yo, feliz. Disfruto cuando me dicen "cárdame el pelo como tú, pásame la plancha, dame el eyeliner o déjame este vestido".

¿Entonces, diseñas para las demás?

Soy muy generosa en eso, sí. Pienso en prendas versátiles y cómodas, en que un vestido le puede ir bien a una embarazada y, con un cinturón ajustado, a una más delgada. La clave está en saber sacarse partido y en disimular tus defectos. Es importante conocerse a una misma y estar bien. Una mujer feliz es siempre una mujer guapa.

¿Tú te pondrías tus diseños?

Para ir de cena o a un evento, claro que sí, pero a diario voy vestida de mamá práctica: pantalones con elastano para agacharme, zapatos planos y camisetas de algodón. Todo susceptible de ser lavado una y mil veces. Con los niños...

¿Cuáles son las prendas de la colección de verano de Pati Conde By Dándara que más te gustan?

Las cinco que confeccionamos en India, que son bordados que las mujeres de Delhi hacen tan bien... Me encanta volver a los inicios. La vida, como la moda, es cíclica. También es verdad que, de tanto verlas, a algunas prendas acabas cogiéndoles manía. Me recuerda cuando trabajé en una gran cadena de moda, de jovencita, cuando vivía en Valladolid. Al principio, me gustaba todo lo que había en la tienda, pero a fuerza de verlo todos los días... ¡Odiaba hasta el uniforme! Me divierte ver a alguien que lleva por la calle una prenda que ha salido de mi imaginación.

Desde hace tres años diseña su propia colección para Dándara.  Con vestido blanco Pati Conde by Dándara, gafas de sol Tommy Hilfiger y bolso bandolera Liu·Jo. | Jorge Pintado

¿Por qué has desaparecido de la pantalla tras tu papel de Mónica en “El chiringuito de Pepe”?

Llevo desde los 18 años encerrada en un plató de televisión. Y he ido probando diferentes géneros: cine, series, teatro, entretenimiento... Y no ha dejado de gustarme, pero hoy por hoy, la parrilla no me ofrece nada interesante. Bueno, me encantaría hacer una serie para Netflix, tipo “Santa Clarita Diet”, algo distinto... Pero de momento estoy como loca dirigiendo mi colección de moda. 

¿Te gusta llevar la batuta, entonces? 

Cuando pruebas a dirigir, ya no quieres hacer otra cosa (risas). Crea adicción, como los macarons de Ladurée. Pero es que la propuesta de Dándara fue muy bonita: después de ser su imagen dos temporadas, me dijeron: "Queremos que seas nuestra socia y pongas toda tu esencia en nuestra ropa." ¡Cómo iba a rechazarlos! Si siempre me ha encantado diseñar y nos habíamos convertido en amigos, además.

También te apasiona escribir...

Cierto. Después del éxito del libro de Planeta (“A mamá mono no le vengas con bananas verdes: El antimanual de la mujer perfecta”), empecé a escribir otro libro por cuenta propia, que ha acabado en un guion muy guay, que no quiere decir que sea cómico. Ya veremos si es para una película o una serie...

Y ahora estrenas “Gru 3” (30 junio), donde pones voz a la mujer de Gru.

Lucy Wild, sí, es taaan divertida. A ver si mi hijo se engancha, que aún le tengo viendo por duodécima vez “Cars”. Me encanta el personaje de esta astuta agente especial y esta es la mejor película de toda la saga.

¿Eres feliz?

La felicidad es tener salud y poca memoria (risas). Yo estoy en el camino correcto para donde me quiero ver en el futuro. Cuantos más años cumplo, más tranquila estoy porque me voy conociendo, estoy a gusto conmigo misma, no me aburro, veo la vida con humor. Voy aprendiendo más, porque voy sufriendo más y por eso aprecio los buenos momentos cuando llegan. Porque son momentos, instantes de felicidad que van y vienen.

¿Qué te gustaría hacer este año? 

Tengo pendiente rodar una comedia en julio y puede que una serie para el otoño, aunque aún la tengo sobre la mesa.

// Outbrain