El príncipe Harry junto a Meghan Markle en el coche de camino al castillo de Windsor | James Whatling / GTRES

El padre de Meghan Markle rompe su silencio

Thomas Markle ha explicado en un plató su ausencia en la boda de su hija e, incluso, algunas opiniones políticas de su nuevo yerno.

Woman.es

La relación entre Meghan Markle y su padre, Thomas Markle, ha sido tachada de "especial" y ha despertado mucha curiosidad después de que el progenitor no asistiera a la boda de su hija con el príncipe Harry. La duquesa de Sussex lo justificó entonces con un comunicado en el que aludía a problemas de salud. "Desgraciadamente, mi padre no podrá asistir a mi enlace. Siempre he cuidado de mi padre y espero que él tenga el espacio que necesita para centrarse en su salud". 

Al parecer, Thomas, que lleva divorciado de la madre de Meghan unos treinta años, acababa de someterse a una operación de corazón. También se sabe que la propia Meghan ha admitido en ocasiones que la relación con su padre no siempre ha sido la mejor. Tampoco es fluida con sus hermanos, Tom Jr. y Samantha, hijos de un matrimonio anterior de su padre, ya que estos ni siquiera estaban invitados a la ceremonia.

En todo esto tiempo, el padre de Meghan ha mantenido un discreto silencio. Hasta ahora. Thomas ha acudido al plató de televisión 'Good morning Britain' y ha explicado que sentía mucho no haber estado recuperado para llevar del brazo su hija en uno de los días más importantes de su vida. Debido a eso, ha asumido, hoy solo es una nota a pie de página. 

Asimismo, ha desvelado cuál fue lo primero que dijo a su yerno cuando este le pidió por teléfono la mano de su hija: "Harry me pidió su mano por teléfono y le dije, tú eres un caballero, prométeme que nunca levantarás la mano a mi hija", ha explicado. 

Al parecer, suegro y yerno intercambiaron algunas llamadas de teléfono antes de la boda en la que, además de otros temas, surgió el tema del Brexit o Donald Trump. Thomas Markle ha sembrado cierto asombro (y, seguramente, incomodidad) cuando ha dicho que el príncipe Harry le dijo que había que dar "una oportunidad a Donald Trump" y que el Brexit era "un experimento que había que intentar" y que en nieto de la reina de Inglaterra estaba "abierto" al proceso.

"Espero que no sea un simpatizante de Trump ahora pero puede que lo haya sido en algún momento", insinuó. 

El padre de Meghan también confirmó la ausencia de vínculo con su hija cuando admitió que aún no había conocido personalmente al duque de Sussex, aunque lo consideraba "un chico interesante". Aún así insistió en que su hija deseaba tener niños desde hace tiempo.

Por su parte, Kensington Palace no ha emitido ningún comentario sobre la entrevista.