Natalia de Molina, nominada a los Goya 2016, luce un vestido de Dsquared2.  | Germán Saíz | Estilismo: Beatriz Valdivia

Natalia de Molina: "Ha sido el papel más duro de mi carrera"

Asistimos a la presentación de Glam Team de L’Oréal Professionnel en los Premios Goya. Las firmas de peluquería: Raffel Pages, Loida y Ramiro Mata, serán los protagonistas indiscutibles de esta 30 edición. Para la ocasión nos ha acompañado la candidata al Goya como mejor actriz, Natalia de Molina.

Olga Tamarit | Woman.es

Pregunta (woman.es): Enhorabuena por tu nominación Natalia, ¿qué sentiste cuando supiste que estabas entre las candidatas a mejor actriz principal por tu trabajo en 'Techo y comida'?

Respuesta (Natalia de Molina): Alegría y emoción, es una película que nos ha costado mucho levantarla y nuestro reto principal era que la vieran los académicos y la pudiesen valorar. Yo confiaba plenamente en ella, pero es muy difícil llegar a los Goya y lo mejor que te puede pasar si te dedicas a esto. Por eso cuando supimos que estábamos nominados (en total tuvimos tres nominaciones, a mejor canción original, mejor dirección y la mía) fue un subidón. Estoy viviendo un momento muy especial. No tengo palabras.

P: Hace poco te has llevado el galardón a la mejor interpretación femenina en los Premios Forqué, ¿te sientes favorita?

R: Para nada, este año hay unos trabajos increíbles, estoy nominada junto a actrices como la copa de un pino. Penélope Cruz, Juliette Binoche, Inma Cuesta.. son grandísimas artistas de las yo he aprendido mucho viendo sus trabajos. Estar nominada junto a ellas es un sueño, algo increíble. Estoy orgullosa.

P: ¿Cómo empezó el proyecto de 'Techo y comida'?

R: Recibí un email el último día de rodaje de 'Como sobrevivir a una despedida' con el guión de 'Techo y comida' proponiéndome hacer el papel de Rocío, la protagonista. Estuve leyendolo y me tocó muchísimo. Lo aparqué pero los días pasaban y no podía dejar de pensar en la historía, en Rocío, en todo lo que está pasando y que no para de salir en las noticias... Tenía miedo a nivel profesional porque suponía un gran reto y al mismo tiempo a nivel personal tenía muchas ganas. Estaba en esa doble vertiente de inseguridad con miedo, pero a la vez con mucha ilusión por interpretar el papel.

P: ¿Cómo te has preparado el personaje?

R: Desde el primer momento tuve claro que con este personaje iba a estar muy expuesta, por el tono y la trama. Me informé muchísimo, hablé con gente que lo está pasando muy mal con la crisis y luego ha habido un factor muy grande de dejarme llevar, olvidarme de mis miedos, darlo todo y tirarme a la piscina. Arriesgar y sentir.

P: ¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de enfrentar el personaje?

R: Todo. Rocío es madre, tiene un hijo de ocho años... desde un primer momento me supuso un gran reto hacer creíble que era madre de un niño tan mayor. Después el acento, Rocío es jerezana y yo de Granada, que no tiene nada que ver. A nivel físico no tenemos nada en común. Ha sido muy rico, me ha permitido jugar mucho como actriz.

P:¿Es el papel más complicado de tu carrera?

R: Sin lugar a dudas, es el reto más grande al que me he enfrentado. En teatro si que había hecho algún papel más duro, pero con estas dimensiones.

P: ¿Cómo vives todo lo que rodea al cine; el mundo de la moda, la alfombra roja... etc?

R: Ahora estoy más acostumbrada, pero de primeras impacta. Nadie te dice que todo esto forma parte del trabajo, cuando estás estudiando no te imaginas todo lo que hay detrás. Ahora lo vivo como una parte del trabajo importantísima en la que cada vez me siento más segura, tengo gente alrededor en la que confío plenamente y me aconsejan.

D.R

P:¿Sabes qué vas a ponerte en la Gala de los Goya?

R: Aún estoy buscando, pero sé que cuando lo encuentre sabré que es ese. Esas cosas se sienten.

P: ¿Te ves recogiendo el Goya?

R: No, es muy difícil.

P: ¿Qué próximos proyectos tienes?

R: Tengo el teatro muy aparcado, así que no descarto volver. Lo que sientes en un escenario de teatro es muy grande. Aunque el cine me encanta, es mágico. Así que me veo haciendo todo, aquí en España. Construyendo mis bases y mis cimientos en mi país. Me encantaría hacer algo que me diese miedo, algún papel al que me costara enfrentarme, que me haga crecer como actriz. Y como persona.

Foto de portada: Germán Saíz. Natalia de Molina lleva un vestido de Dsquared2.