Carmen Cervera y Manolo Segura, en Marbella el pasado año. | Gtres

Muere Manolo Segura, expareja de la baronesa Thyssen y padre de Borja

El empresario que siempre mantuvo una estrecha amistad con Carmen Cervera, aunque nunca se llegaran a casar, fallece a los 77 años.

woman.es

Manolo Segura, expareja de Tita Cervera y padre de Borja Thyssen, ha fallecido a los 77 años en el hospital San Francisco de Asís de Madrid, según adelanta ¡Hola! Todavía no se conocen las causas del fallecimiento, aunque llevaba años luchando contra un cáncer.

Carmen Cervera y Manolo Segura siempre estuvieron muy unidos pese a que nunca se llegaron a casar. No fue hasta 2009 cuando la propia Carmen Cervera desveló en sus memorias, "Yo, Tita Cervera", que Manuel era el padre de su hijo. "Manuel Segura me dio a mi hijo. Le conocí en una cena. Nos reímos mucho, conversamos y bailamos también mucho. Empezamos a salir y hablamos de boda. Él era soltero, pero yo creía que seguía casada con Espartaco", contaba.

Carmen Cervera y Manolo Segura, en Marbella el pasado año. | Gtres

Tras convertise en padres, apareció en la vida de Tita el barón Thyssen, Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, y todo cambió: "Conocí a Heini en una fiesta en Cerdeña. Cuando entré se me quedó mirando, y nunca olvidaré su mirada. Creo que, en aquel instante, algo nos unió para siempre. Cuando Heini, antes de casarnos, quiso adoptar a Borja como hijo suyo, le dije que antes debería conocer a su padre. Pero me dijo que no, que él nos quería a Borja y a mí, y lo adoptó".

Manolo Segura trabajó durante tres décadas en grandes agencias de publicidad internacionales y después como asesor. En 2016 se había separado de su mujer Paz Pastor, tras quince años de convivencia. “A Borja lo quiero un 80 por ciento de amigo y un 20 por ciento de padre. El cariño se hace con el trato. Conmigo siempre ha sido muy cariñoso” comentó Manolo Segura en una entrevista a ¡Hola! en 2009.  

No fue hasta que Borja Thyssen cumplió siete años cuando Carmen Cervera le contó la verdad a su hijo: "Cuando Borja cumplió siete años, reuní en su presencia a Heini y a Manuel Segura y le dije a mi hijo que tenía la suerte de tener dos papás". No obstante, Borja nunca le llamó papá, ya que consideró como tal al barón Thyssen, que se casó con Tita en aquella época.