Fallece Liliane Bettencourt, la heredera de L'Oréal, a lo 94 años.  | CORDON

Muere Liliane Bettencourt, la mujer más rica del mundo y heredera de L'Oréal

La heredera del imperio de L'Oréal ha fallecido a los 94 años tras una década marcada por la enfermedad y los escándalos. 

Woman.es

La heredera del imperio cosmético L'Oréal ha fallecido a los 94 años. "Liliane Bettencourt murió esta noche en su domicilio. Hubiera cumplido 95 años el 21 de octubre. Mi madre se fue en paz", escribía su hija Françoise Bettencourt-Meyers en un comunicado. 

Sin embargo, la vida de la que fuera la mujer más rica del mundo termina después de una década marcada por la enfermedad y los escándalos judiciales en torno a su fortuna, que según estima Forbes está valorada en unos 33.000 millones de euros. 

Liliane Bettencourt heredó L'Oréal, la empresa que había fundado su padre, en 1957, y aunque nunca llegó a dirigirla, sus opiniones siempre fueron decisivas en los movimientos de la firma. En 2012 se vio obligada a retirarse de la vida pública debido a la demencia y el alzheimer que padecía, lo que finalmente desembocó en una mediática lucha por su fortuna. 

En los últimos años, Liliane se encontraba bajo tutela familiar por decisión de un juez en contra su voluntad. Desde entonces sus familiares y amigos han protagonizado numerosos enfrentamientos judiciales para proteger sus intereses. 

Precisamente su hija fue una de las grandes implicadas en estas batallas, quien lleva años cargando contra el fotógrafo François-Marie Banier, íntimo amigo de su madre, por supuestamente haberse aprovechado de Liliane para conseguir regalos y donaciones por cantidades millonarias. 

El abogado y el administardor de la familia también estarían envueltos en este proceso, que salpicó incluso al ex presidente francés Nicolas Sarkozy, quien supuestamente habría obtenido financiación de forma ilegal de la fortuna de Bettencourt

El presidente actual de L'Oréal, Jean-Paul Agon, ha emitido un comunicado en nombre de la compañía en el que lamenta su fallecimiento. "Todos tuvimos una profunda admiración por Liliane Bettencourt, que siempre cuidó de L'Oréal, la compañía y sus empleados, y estaba muy ligada a su éxito y desarrollo". Según sus palabras, "era una gran dama de la belleza que ha dejado una huella que no se olvidará".