Rossy de Palma y Christine Sofie Johansen. | Edu García

Rossy de Palma y Christine Sofie Johansen, dos modelos de mujer

Dos mujeres reales, con diferentes edades, intereses y siluetas. La actriz Rossy de Palma, embajadora de #WeAreVioleta, y la modelo Christine Sofie Johansen, imagen de la próxima campaña de Violeta by Mango, son abanderadas de lujo en la reivindicación de las curvy. Celebramos con ellas la diversidad.

Miriam Serrano

Algo está cambiando en el mundo. Y la moda y la estética están ahí para contribuir a un movimiento imparable de celebración de la diversidad y el empoderamiento de la mujer. Nos gusta trabajar con marcas cuyos valores encajan en ese desafío que ya es una realidad, como Violeta by Mango, pionera en reflejar que la talla, el estilo o la edad no están reñidos con vestir las últimas tendencias. Fue un lujo compartir una tarde de trabajo con la polifacética actriz Rossy de Palma, embajadora de la campaña #WeAreVioleta –junto a Tania Llasera y Barbie Ferreira–, y con la modelo danesa Christine Sofie Johansen, imagen de la nueva campaña primavera-verano 2017. «Es un honor ser el rostro de una marca tan inspiradora que elogia todas las formas de las mujeres», nos dijo la top, protagonista de otras campañas, como Underwear Calvin Klein. «Es maravilloso que hayamos llegado a un punto de inflexión en el que se le permita a las mujeres ser quienes son, sigamos con este buen trabajo. ¡Podemos hacerlo!», añadió.

Edu García

Christine Sofie Johansen

Creció en el campo, en Dinamarca, junto a una gran reserva natural en la que montaba a caballo e iba en bicicleta cada día, «mi infancia fue pura felicidad», nos explica recién llegada de Nueva York, donde reside. Al margen de su extraordinaria belleza, es simpática, discreta y natural.

Eres una apasionada del interiorismo. ¿Cómo lo compaginas con el mundo de la moda?

No es difícil, ya que la moda y el diseño de interiores están combinados hoy más que nunca. Todo se está mezclando más y más. Tengo un pequeño negocio de diseño, Wild Horses Studio, junto con mi novio. Diseñamos espacios creativos y muebles a medida. Disfruto de cada trabajo de una manera distinta, ninguno está por encima o por debajo del otro. Es como usar diferentes sombreros.

Yo te veo una mujer preciosa, de talla normal. ¿Cómo te consideras tú y cómo la industria de la moda?

Pues, una chica sana y natural. Intento no etiquetarme a pesar de que la industria funciona y trabaja en diferentes categorías. Viniendo de una ciudad pequeña, nunca había pensado en mi talla o tamaño ni me había sentido insegura sobre mi cuerpo antes de entrar en la industria de la moda. Hasta que se me dijo que debía perder bastante peso. 

¿Te sientes ahora más segura con tu peso?

Dejé de tratar de transformar mi cuerpo en una talla que nunca fue para mí, por fin puedo sentirme de nuevo como mi yo antes de llegar a la moda. Estoy en una categoría de modelos intermedia, ni muy delgadas ni de tallas grandes. 

Edu García

¿Qué opinas del movimiento Body Positive Movement?

¡Es maravilloso que por fin podamos ver más diversidad de ideales de belleza! De adolescente, me hubiese encantado ver más de un tipo de cuerpo en campañas y revistas. Hemos recorrido un largo camino, ¡aunque todavía tenemos cosas por hacer! ¡Pero hay progreso! 

¿Las redes te ayudan a difundir este mensaje?

Sí, las redes sociales son una parte del trabajo actual y una gran plataforma para que se escuche tu voz ahí fuera. 

¿A qué mujeres admiras?

Hay un montón de mujeres poderosas en todo el mundo. Muchas de las chicas con las que trabajo nunca pensaron que podrían ser modelos debido a sus cuerpos y da realmente una sensación de fuerza verlas trabajar y sentirse seguras delante de la cámara. También admiro todas las cosas que la top curvy Ashley Graham ha ganado en su carrera hasta ahora y el momento en que la actriz Jennifer Lawrence se negó a perder peso para un papel. Paró cuando sintió que tenía que empujar su cuerpo demasiado lejos.

¿Qué consejos das para que las mujeres aprendan a quererse más?

Elegir un estilo de vida que te haga feliz y aceptarte a ti misma tal cual. Una mujer es más hermosa cuando cree en sí misma y se siente relajada por su apariencia

Edu García

Rossy de Palma

Es un torbellino que irradia vitalidad. Pasional y cariñosa, está pendiente de todo y de todos, especialmente de Luna, su hija de 17 años (tiene otro hijo de 18) que la acompaña en la sesión. «Llevaba mucho tiempo sin trabajar con Woman, me hace especial ilusión, aún me acuerdo cuando nació, hace casi 25 años», nos confiesa. 

¿Te identificas con el actual Body Positive Movement?

Sí, me parece genial que todos los bodys y morfologías distintas estén representadas mediáticamente, para que así tod@s los miembros de la sociedad puedan identificarse.

¿Cómo te sientes tú en el tuyo?

He pasado épocas de joven muy delgada, rellenita, gordita, fondonita... Y siempre recuerdo sentirme redonda, hasta cuando estaba delgadísima. También cuando estaba híperdelgada me sentía poca cosa, así que finalmente, es más un elemento subjetivo y psicológico; es la mirada que tenemos hacia nosotras mismas lo que hay que aprender a relativizar y, sobre todo, a amabilizar.

¿Qué crees que ha cambiado en estos últimos veinte años?

Pues, fundamentalmente, nosotras, y por supuesto, también la sociedad, hemos evolucionado para bien, ahora somos más fuertes, más resolutivas, más independientes, hemos ganado tiempo, juventud y calidad en nuestras vidas, también gracias a los productos que usamos y que contribuyen a nuestro bienestar.

¿Las chicas jóvenes están de verdad aprendiendo a quererse más y a cuidar su autoestima?

Es muy complicado generalizar, nunca se acierta... Yo diría que una gran parte sí son felices con lo que son y cómo son, mientras que otra gran parte tiende a compararse constantemente y torturarse por no ser como «las otras».

¿Qué consejos le das a tu hija al respecto?

Sobre todo, cero presión, que celebre estar sana y feliz y que esté orgullosa de sí misma, que se respete y se ame, que se focalice en lo que tiene y no en de qué carece, y que dé gracias cada día, la gratitud es un mantra fundamental. 

¿Te ayuda ella a estar conectada con su generación? ¿O es tu curiosidad innata y tu creatividad las que te mantienen joven?

Yo tengo un espíritu muy joven y una curiosidad que no me abandona nunca, hasta mis hijos se sorprenden y me dicen que soy más niña que ellos. El ser artista también ayuda mucho, ya que siempre estás en constante búsqueda y conectada a la diosa creatividad.

¿Qué admiras y qué detestas de los llamados millennials?

Admiro la rapidez cognitiva; detesto, quizá, la velocidad vital que a veces genera una desvalorización de lo importante y produce mucha superficialidad.

La musa de Gaultier, ¿sigue arriesgando en la moda? ¿O hay que volverse un poco más comedida con el tiempo?

Sin riesgo no hay emoción. Como decía el genial Fernando Pessoa: «El ridículo solo existe para los demás, y siempre que ellos lo quieran.»

¿Cómo encaja la marca Violeta by Mango en tus necesidades? 

Me encantan sus diseños para formar un fondo de armario. Me sorprende la calidad en los materiales, y es ahí donde se reconoce el respeto y el amor con el que son tratados.