Melania Trump, durante su visita al Palacio Imperial de Tokyo. | Tomohiro Ohsumi / GTRES

Melania Trump cumple 51 años: así es su vida (y su estilo) desde que abandonó la Casa Blanca

La exprimera dama estadounidense, Melania Trump, espacia sus apariciones y lleva una vida muy distinta a la que vivió durante cuatro años en Washington D. C. 

Clara Hernández

Han pasado tres meses desde que Melania Trump se despidió de la Casa Blanca con un mensaje conciliador y un look sobrio pero centelleante, lleno de significado y tan fascinante como habían sido hasta la fecha los estilismos de esta primera dama y exmodelo de melena fabulosa, que lograba acaparar flashes pese al callado segundo plano que ejerció durante el mandado de su marido, Donald Trump, y cuyo hermetismo inspiró hipótesis que hablaban tanto de frialdad, enemistad conyugal o descontento ante el hecho de ser primera dama, como de misterio, discreción y elegancia. 

Este lunes, 26 de abril, Melania Trump cumplirá 51 años en un entorno muy diferente al que la rodeó en su anterior cumpleaños. Instalada en la lujosa mansión Mar-a-Lago en Palm Beach (Florida) que los Trump compraron en 1985 y donde se casaron (y que tiene 3.300 metros cuadrados y club de golf privado), se dice que disfruta llevando una vida más tranquila, lejos de la prensa y centrada en su hijo de 15 años, Barron Trump, cuya educación siempre ha sido una de sus prioridades. "Va al spa, almuerza, cena con Donald en el jardín...", aseguraba CNN el pasado mes de febrero. 

Hoy, mientras numerosas imágenes ilustran la vida postpresidencial de Donald Trump (en ellas se le ve jugando al golf, saludando a simpatizantes o en alguna sesión de fotos), apenas existen instantáneas de Melania. Sus apariciones son muy escasas, demostrando que los brillos de aquellos desfiles que nos regaló durante cuatro años, entre actos oficiales y resplandecientes llegadas de aeropuerto, nunca figuraron entre sus predilecciones. Más bien, todo lo contrario, según demostró al aterrizar en Palm Beach recién llegada de Washington y no se detuvo para posar ante los fotógrafos que allí esperaban para retratar a la pareja expresidencial, según señalaron varios medios. 

Donald Trump y Melania Trump, esta última con vestido kaftán de Gucci a su llegada a Florida.  | Noam Galai / GETTY

Pese a sus esfuerzos por esquivar los flahes, no siempre lo consigue. En los últimos tres meses, Melania Trump ha sido vista en público hasta en siete ocasiones. Así, hemos podido observarla lucir espléndidos vestidos sin mangas -oscuros, elegantes y superfemeninos, al más puro estilo Jackie Kennedy- mientras degustaba una cena privada con su esposo en el club de Mar-A-Lago gracias a la cámara de un móvil travieso de un comensal, o a los selfies que concede al personal del centro y a los visitantes, que se apresuran a subirlos minutos después a las redes (en uno de ellos, con un vestido sin mangas blanco con lunares oscuros de la firma francesa Alaïa).

Asimismo, aparece apoyando a su marido en una recaudación de fondos para el Comité Nacional Republicano donde este mes de abril volvió a emocionar, como antaño, con un impresionante traje blanco de Giambattista Valli de 1.900 dólares y zapatos de tacón más bajo que los que le recordábamos; o en sus salidas familiares, algunas de las cuales terminan en las redes sociales (y que desmienten los rumores de que los Trump se divorciarían nada más terminar su cometido en la Casa Blanca). También entonces muestra que su estilo sofisticado puede brillar con un tono más relajado, tal y como logró en su último día en Washington, cuando optó por un vestido kaftán de Gucci, cómodo y original, con motivos geométricos y zapatos planos de la firma Roger Vivier

Pantalones rectos negros combinados con camisas blanca y bailarinas para el día, o elegantes traje de noche de tirantes y corte midi (como uno negro con grandes botones de Dolce & Gabbana) para por la noche son algunos de los estilismos con los que Melania Trump ha seguido deleitando a los asistentes al Club Mar A Lago, algunos de los cuales han logrado retratarse junto a una exprimera dama muy, muy sonriente. 

Mira los mejores estilismos de Melania Trump: