Leon Neal / GETTY

Meghan Markle y el Príncipe Harry dicen adiós al Palacio de Kensington

¡Mudanza a la vista!

Woman.es

En primavera de 2019 Meghan Markle y el Príncipe Harry se convertirán en padres por primera vez. Un acontecimiento que supondrá un inevitable giro de 180º en su vida por el cual han decidido cambiar su residencia.

Los Duques de Sussex dejarán de ser vecinos de los los Duques de Cambridge a comienzos del 2019 ya que pasarán ahora a vivir en Frogmore Cottage, una casa situada en el Estado de Windsor en la que por cierto celebraron la recepción posterior a su boda el pasado 19 de mayo. 

La pareja dice así adiós al Palacio de Kensington (aunque seguirán manteniendo allí su oficina para reunirse), el que ha sido su hogar desde que contrajeran matrimonio, para dar la bienvenida a esta residencia que cuenta con diez habitaciones y una guardería en la que podrá criarse el nuevo miembro de la Familia Real Británica que está a punto de llegar.