Es la entrevista más esperada de los últimos años. | CBS

Meghan Markle desvela en su entrevista con Oprah que había "preocupación" por cómo de oscura sería el color de piel de su bebé

La Duquesa de Sussex denuncia las conversaciones racistas que se vivieron en el entorno de palacio antes del nacimiento de Archie. 

Woman.es

Meghan Markle ha concedido su entrevista más impactante hasta la fecha. La Duquesa de Sussex se ha sentado frente a Oprah Winfrey para hablar de todo lo que no se había atrevido a contar hasta ahora. Eran ya muchos días de expectación en torno a todo lo que había dado de sí este encuentro entre la exactriz y la periodista y la verdad es que no ha dejado indiferente a nadie.

En él ha respondido a los trabajadores de Kensington que le acusaban de acoso y ha confesado que llegó un momento en el que "no quería seguir viviendo" por culpa de las presiones que sufría a diario desde su posición. Pero no es la única declaración ofrecida por la que fuera protagonista de 'Suits' que ha causado revuelo. 

En un momento de la entrevista, Meghan Markle ha hablado sobre algo que ocurrió cuando estaba embarazada de su primer hijo, Archie. Al parecer, según narra la esposa del Príncipe Harry, había "preocupaciones y conversaciones sobre cómo de oscura podría ser su piel cuando naciera", dice en un momento del video.

La tremenda frase dejó a la periodista con la boca abierta y no puedo evitar preguntarle con incredulidad: "¡¿Qué?! ¿Quién está teniendo esa conversación contigo? ¡¿Qué ?!. ¿Me estás diciendo que les preocupaba que si era demasiado oscura, eso sería un problema?", a lo que Meghan Markle respondió: "Si esa es la suposición que estás haciendo, creo que sería bastante segura". 

Tal y como relata la Duquesa de Sussex, no fue ella sino el Príncipe Harry quien estuvo presente en esas conversaciones porque no fue una única ocasión sino que fueron varias las charlas que se habían mantenido en Palacio al respecto.

Por supuesto Oprah Winfrey no pudo evitar tratar de averiguar quién había sido la persona que había mostrado esa preocupación sobre el tono de piel del niño, a lo que Meghan dijo que no iba a decir el nombre porque sería demasiado "dañino". 

Al ser cuestionado por este tema el Príncipe Harry en este mismo diálogo con Oprah, el hijo del Príncipe Carlos y la Princesa Diana aseguró que, aunque fue un momento "incómodo" que le dejó completamente "sorprendido", jamás revelará nada sobre lo que verdaderamente ocurrió. “Nunca voy a compartir esa conversación. En ese momento fue incómodo. Estaba un poco sorprendido", afirmó.