Meghan Markle reaparecen en las  redes sociales. | gtres

La desgarradora carta de Meghan Markle al confesar que sufrió un aborto en julio: "Supe, mientras abrazaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo"

La Duquesa de Sussex ha narrado en primera persona cómo fue la pérdida del bebé que esperaba el pasado verano junto al Príncipe Harry. 

Woman.es

Meghan Markle ha sorprendido al mundo con una noticia escrita en primera persona en el prestigioso diario The New York Times: el pasado mes de julio tuvo un aborto.

La duquesa de Sussex, que vive en California con el príncipe Harry y el hijo de ambos, Archie, ha escrito una carta titulada "Las pérdidas que compartimos" con motivo de la celebración de Acción de Gracias, en la que ha contado los detalles de lo que le ocurrió: "Supe, mientras abrazaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo", detalla en un pasaje del artículo.

Según cuenta Meghan en la exclusiva del Times, tras preparar el desayuno y dar de comer a sus perros, cambió el pañal a su primogénito, y en ese momento sintió "un fuerte calambre". Acto seguido, cuenta que se dejó caer al suelo "con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien".

La narración da entonces un salto hasta horas más tarde, cuando ya sobre la cama del hospital, sostenía la mano de Harry. "Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos", narra la norteamericana, que concluye el relato de lo que ocurrió el día de verano en el que sufrió el aborto con unas palabras llenas de emoción: "Sentada en una cama de hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío, me di cuenta de que la única forma de comenzar a sanar es preguntar primero: '¿Estás bien?'".

Justo antes de estas palabras, Markle recuerda con cariño al periodista que durante su viaje a Sudáfrica poco después de ser mamá, se interesó por ella con tan sencilla pregunta, que dio a una respuesta improvisada por ella que acabó en polémica. 

La estadounidense, con este testimonio escrito en primera persona, da visibilidad al aborto, otro de esos temas tabú para la sociedad actual, también en el caso de los naturales, como es el caso de este de la actriz. "Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que pocos hablan. Mi esposo y yo descubrimos que en una planta de hospital con cien mujeres, entre diez y veinte habían sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, a pesar de la asombrosa similitud de este dolor, la conversación sigue siendo tabú, plagada de vergüenza (injustificada) y perpetuando un ciclo de duelo solitario", expone Meghan en un artículo tan necesario como importante, de los que se recordarán toda la vida por ser quién es y contar lo que cuenta. 

La Duquesa de Sussex termina esta columna animándonos a que nos comprometamos a "preguntarle a los demás ¿estás bien?" ahora que son tiempos inciertos para todos: "Por mucho que estemos en desacuerdo, por muy distanciados físicamente que estemos, la verdad es que estamos más conectados que nunca por todo lo que hemos soportado individual y colectivamente este año. Nos estamos adaptando a una nueva normalidad en la que las caras están ocultas por máscaras, pero nos obliga a mirarnos a los ojos, a veces llenos de calidez, otras de lágrimas. Por primera vez, en mucho tiempo, como seres humanos, realmente nos estamos viendo", quien concluye diciendo: "¿Estamos bien? Estaremos"