Marta Etura | Them Management

Marta Etura, más enigmática que nunca

Celosa al máximo de su vida privada, con la llegada de su primera hija, ha levantado algunas barreras. Charlamos con ella, espléndida, sobre su otro bebé: 'El guardián invisible' (3 marzo). Ambos llegan con un pan bajo el brazo.

Ester Aguado|Woman.es

El 20 de enero, en el cine Palafox, teníamos cita para entrevistar a la protagonista de la última cinta de González Molina... ¡Justo el día en el que salía de cuentas! Como buena madre primeriza, Marta Etura no era consciente de que, una vez que naciera su hija, se iba a parar el mundo para ella. ¡Menos mal que accedió a adelantar esta charla!

Feliz, relajada, con la ilusión en los ojos de la dulce espera, nos recibió para presentarnos al mejor personaje de su carrera. ''Marta enseña su lado más oscuro, el más denso de su registro. Nunca una actriz me había sorprendido tanto en un rodaje'', explica el director navarro. Thriller, protagonista femenina y elementos mágicos. Ante ustedes, la inspectora Amaia Salazar. 

Marta Etura, más sensual que nunca | Them Management

Fernando González Molina, el director de “El guardián invisible”, nos ha confesado que le sorprendiste, ya en la primera prueba, por esa mezcla de fragilidad aparente revestida de una gran fuerza interior... 

Menos mal que le sorprendí, porque la mitad de las actrices entre 28 y 42 años pasaron por el casting (risas). Estoy muy contenta con el resultado. Siempre me cuesta mucho verme... Como protagonista, salgo en casi todas las escenas, por eso esta vez me ha costado mucho más (risas). Me encanta la peli, y eso que la he visto en bruto, sin música ni efectos. Pero ese ritmo vertiginoso que Fer ha impreso a la genial historia de Dolores Redondo... 

Ha sido un rodaje durísimo: con mucha noche, mucho frío y mucha lluvia, además de la carga emocional del personaje. ¿Estos papeles te ayudan a crecer?

No necesariamente. Los retos no están establecidos por las dificultades del rodaje. Es verdad que fue intenso y agotador, pero a mí me parece mucho más difícil hacer comedia que drama.

¿Alguna vez te has arrepentido de rodar algo? 

Me siento muy orgullosa de la carrera que he hecho. Claro que aspiro a más, pero el 99 % de mis trabajos han sido aciertos. Solo hay una película –no es elegante decir el título– de la que me arrepiento. En muchas he aprendido cosas y en otras, al menos, he podido hacer buenísimos amigos. Y yo me quedo siempre con lo positivo. 

Nunca has sido muy fan de trabajar en la tele, pero tras las recientes experiencias de “La sonata del silencio” y de “El incidente”, ¿te reafirmas como amante del cine?

A grandes rasgos, sí. Pero que quede claro que no menosprecio ningún medio... Al final, yo me dedico a contar buenas historias y hacerlo bien. El medio es lo de menos: cine, teatro, tele, danza... Pero, para que te hagas una idea, en cine se ruedan tres secuencias al día y, en la tele, doce. El resultado no puede ser el mismo, aunque haya también trabajos estupendos.

Últimamente, solo cosechas éxitos, ¿hay proyectos más seguros que otros?

No, la fórmula del éxito depende de tantos factores... Hay películas que yo considero malas y tienen gran éxito en taquilla. Y luego está el tema de que no siempre puedes elegir si vives de esto y tienes que comer. Pero me interesa trabajar para crecer como actriz.

Tener protagonistas femeninas es cada vez más frecuente... 

Es cuestión de evolución. En la época de mi abuela, las mujeres no tenían lugar en el mundo laboral y, en dos generaciones, la sociedad ha cambiado. Nos atrevemos más, aunque aún queda mucho por hacer. Discursos como el de Meryl Streep o denuncias como la de Natalie Portman ayudan a equilibrar la balanza.

¿Por qué te atreviste a dirigir en teatro (“Invierno en el Barrio Rojo”) y aún no lo has hecho en cine?

Porque me parece mucho más difícil. No es lo mismo manejar a tres actores y dos escenarios que enfrentarte a un presupuesto millonario... como ha hecho Raúl Arévalo y ¡mira que le ha salido redondo! 

Tras tu paso como subdirectora de la Academia de Cine, ¿cómo se te quedó el cuerpo? 

Entré para aprender y aportar, pero mis propuestas se quedaron en minoría; así que, como soy muy pragmática, me fui. Pero fue una experiencia positiva.

¿Te tomarás un tiempo para criar a tu pequeña ahora?

Sí, hasta verano voy a disfrutar de ella y aprender a ser madre. Ahora toca pasear, cocinar, dormir cuando pueda y cuidarnos a ambas.

DE LOS LIBROS A LA PANTALLA

Trilogía del Baztán (Destino, 55,50 €). Escrita por Dolores Redondo, esta fascinante historia dividida en tres libros lleva ya más de 1.000.000 de ejemplares vendidos desde la publicación del primero, “El guardián invisible”, en enero de 2013. En él, la inspectora jefe de Homicidios de la Policía Foral de Navarra, Amaia Salazar, vuelve al pueblo de Elizondo, donde creció, para atrapar a un asesino.

El guardián invisible | Them Management