Mario Testino ejerció de perfecto anfitrión en la entrega de premios.

Mario Testino y Bruce Weber, acusados de abusos sexuales a modelos masculinos

Varios testimonios han puesto a los fotógrafos en el punto de mira. 

Woman.es

Un nuevo escándalo salpica al mundo de la moda y Hollywood. Después de destapar el caso de Harvey Weinstein hace unos meses, el diario 'The New York Times' acaba de publicar el relato de una veintena de modelos masculinos y asistentes que acusan a Mario Testino y a Bruce Weber de abusos sexuales. 

El diario recoge hasta 13 testimonios que cuentan como el famoso fotógrafo peruano (conocido por ser uno de los de cabecera de numerosas publicaciones así como de diversas celebrities y miembros de la Casa Real Británica), les sometió a situaciones sexuales no consentidas en habitaciones de hotel, sets de trabajo o aviones en los que llegó incluso a tocamientos y masturbación; y por las que llegan a denominarle "depredador sexual". Uno de sus ex asistentes asegura que el acoso sexual era una "realidad constante" ya que Mario seguía un patrón que consistía en contratar a hombres jóvenes y heterosexuales a los que sometía a acercamientos cada vez más agresivos. 

Acusaciones muy duras a la que Testino ha restado credibilidad a través de un comunicado emitido por su despacho de abogados y de la que asegura va a defenderse. 

Por su parte, Bruce Weber, famoso entre otras campañas por las realizadas para Calvin Klein, también ha querido negar la mayor con asegurando que está "completamente conmocionado y entristecido por las escandalosas afirmaciones que se han hecho en mi contra, algo que niego rotundamente". El artista ha sido denunciado por hasta 15 modelos por tener con ellos comportamientos sexuales coercitivos en las sesiones privadas de trabajo, en las cuales exigía además la desnudez aunque fuera innecesario. Ellos se unen a la acusación lanzada contra Weber hace poco más de un mes, cuando el también modelo Jason Boyce le situó en el punto de mira por el mismo motivo. 

Unos hechos que el periódico americano recoge gracias a algunos de los modelos que han querido dar ahora la cara asegurando que no lo contaron en su momento por el miedo al rechazo y la posible repercusión que esto podría tener en su carrera, así como porque al consentirlo algunos podían ser recompensados con trabajos más lucrativos para ellos.