Mario Casas en el photocall de la serie 'Instinto'. | D.R.

Mario Casas, valiente: "Grabar escenas de sexo siempre es duro, pero había que contar esta historia"

El actor ha estrenado la serie “Instinto”, un papel incómodo que borda al más puro estilo señor Grey. De infarto.

Ester Aguado|Woman.es

Su vida, después de este papel, podría parecer hasta aburrida... Siempre va tras personajes duros que le supongan un reto. Aquí se ha abstenido de sonreír durante ocho capítulos, se ha desnudado mucho y ha disfrutado poco.

Cuando leíste el guion, ¿qué fue lo primero que pensaste?

Venía de hacer dos personajes muy distintos en “Bajo la piel de lobo” y “El fotógrafo de Mauthausen”. Leí el guion, y cuando me contaron cómo acababa la historia, no lo dudé.

¿No te arrepentiste ni siquiera durante el rodaje? 

Hombre, sí, porque hay secuencias bastante explícitas, prácticas sexuales de todo tipo y rodarlo delante de un equipo de 25 personas es exponerse mental y físicamente. Las escenas en el club las trabajamos en dos semanas y fueron intensas y duras. Probamos de todo y hay cosas que salen y otras, afortunadamente, no (risas).

Mario Casas con máscara en un momento de la serie. | D.R.

¿Estás contento con el resultado?

Mucho, he visto los cuatro primeros episodios y es una serie hecha con calidad, elegancia, esfuerzo; espero que la gente disfrute, que es el objetivo. 

¿Para interpretar a Marco, el protagonista, hay que entenderlo?

No, yo nunca juzgo a los personajes, porque estaría condicionando. Eso se lo dejo al público. Marco es un tipo frío, obsesivo, controlador, incapaz de relacionarse con los demás, con muchas capas, devastado por un trauma de niñez que iremos descubriendo. Él trata de evadirse con deporte y sexo.

Y te has puesto en forma...

Según voy haciéndome mayor, necesito vivir un cambio físico para creerme al personaje (ahora estoy rodando la nueva peli de Paco Cabezas con acento sevillano) y tuve que ponerme como una bestia... La imagen importa.

La gente la tacha de historia sofisticada y muy perturbadora...

Lo es, porque el personaje se da a todo tipo de prácticas sexuales, poco convencionales, pero al tiempo también se disfruta. Lo más perturbador es lo que se descubre en el último episodio.

Mario Casas y su hermano Óscar Casas en el Festival de cine de Málaga. | Fátima

Tener a tu hermano Óscar cerca (interpreta a tu hermano autista en la serie), ¿te ha ayudado?

Para mí ha sido un regalo. Hubo muchos actores que hicieron la prueba y fue el mejor; te pone los pelos de punta. La gente se va a sorprender: tiene una capacidad de transformación alucinante; será la revelación de la temporada. Lo hace desde un sitio tan respetuoso, tan de verdad... que me ha cargado las pilas. Y solo tiene 19 años.

Con las plataformas en streaming, ¿el sueño de Hollywood murió? 

¡Uy! Suena tan antiguo; el salto ahora es a Portugal, a Brasil... al mundo entero. Mira lo que ha pasado con “La Casa de Papel”. Eso sí, me encantaría hacer una superproducción americana, porque consumo mucha, tipo “Capitana Marvel”.

¿Hasta qué punto es el sexo importante en tu vida?

¡Uf! No sé qué contestar... es algo natural, pero no me encuentro cómodo hablando de ello contigo. Es demasiado íntimo.