María Pombo, en un momento de su entrevista en 'El Hormiguero'. | @elhormiguero / INSTAGRAM

María Pombo hace brillar 'El Hormiguero': "Uno de los motivos por los que voy al psiquiatra es porque llevo seis años trabajando en esto"

La influencer brilla en 'El Hormiguero' con su look 'total black' y su naturalidad.

Clara Hernández | Woman.es

"¿Te puedes creer que he estado a punto de llorar cuando he escuchado 'Hoy ha venido a divertirse María Pombo a 'El Hormiguero'?", saludaba este martes María Pombo, fan confesa del programa, a su entrada resplandeciente al plató de Pablo Motos, guapísima, con un minivestido perfecto para invitadas (embarazadas y no), de mangas abullonadas y falda ceñida de Ba&sh con el que lucía su tripita de siete meses. En los pies, botas altas por encima de la rodilla, de tacón cómodo, a juego, de Mango. "He ido al negro, que nunca falla", explicaba mientras los tuits se disparaban, el hashtag #MariaPomboEH mutaba en trending topic y el espacio crecía hasta ser el más visto del día, con 2.704.000 telespectadores.    

- La crema hidratante que todas las embarazadas, como María Pombo, recomiendan para la piel seca.

- María Pombo por fin enseña su tripita de embarazada.

Así es el poder de esta madrileña que hace unos días aparecía en el listado de Forbes de las 100 mejores influencers de 2020 y cuyo perfil de Instagram siguen 1,6 millones de seguidores ("700.000 personas me ven día", subrayó). Sin embargo, esto no es "casual", sino el fruto del trabajo de mucha gente, desveló María, que aclaró que detrás de ella hay un equipo de 16 personas que le ayudan a que esto sea así: "Hay un manager, un asesor, un fotógrafo, un biógrafo...".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Hormiguero (@elhormiguero) el

"Esto es una profesión real aunque la gente no lo crea. Muy atractiva y muy divertida pero genera empleo", afirmó. Y, a veces, por lo que comentó, dura y agotadora: "Tienes que generar contenido obligatoriamente porque los usuarios lo esperan, incluso en días malos (…). Creas contenidos las 24 horas y no hay descanso. Es un trabajo y no puedes no aparecer un día, tienes que aparecer por narices".

Las redes, de las que ha aprendido que funcionan mejor "las fotos naturales que las más preparadas", le dan apoyo, pero también quebraderos de cabeza. "Voy al psiquiatra-psicólogo por varios temas. Uno, porque llevo seis años trabajando en esto y al final tienes que gestionar tanto las cosas buenas y los comentarios que te dicen "qué guapa eres" o "qué contenido más bueno" aunque no lo sea, y las cosas malas como "Ojalá te mueras", "qué gorda estás" o "qué fea". Hay de todo. Luego se me juntó el embarazo y la enfermedad (fue diagnosticada de esclerosis múltiple)  y dije, venga, voy a ir a que den una opinión externa para que me ayude a gestionar todas esas emociones y a mantener los pies en el suelo”.

Con sinceridad, la influencer admitió que, con tanta atención, es fácil que se te vaya un poco la cabeza, algo que ella evita gracias a su equipo y a su familia.

Por supuesto, su embarazo -sale de cuentas a finales de diciembre- fue uno de los protagonistas de la entrevista. "Estoy de siete meses y estoy estupenda", aseguró antes de reconocer que el periodo de conocer la noticia estuvo lleno de altibajos, ya que a la vez supo que padecía esclerosis múltiple, una enfermedad que también padece su madre. "Fue estresante. Primero me entero de que estoy embarazada, que me hace una ilusión terrible y siempre lo he querido desde pequeña, y súper feliz, pero en ese momento comenzaba a tener unos síntomas muy raros. A los ocho días me dicen que tengo esclerosis múltiple. Y todo esto encerrados tres meses en casa sin ver a la familia".

Fueron momentos de "altibajos". Afortunadamente, conoce bien la enfermedad, que también padece su madre, y sabía que uno no se muere de ella, aunque se muere con ella porque es para toda la vida.

Por cierto, el bebé se llamará Martín y María insinuó que no sería el último. Y no compartirá su parto en Instagram como sí hizo con su boda, como le recordó Pablo Motos: "El parto me lo voy a quedar para mí. Puedo estar tan nerviosa, Pablo tan nervioso…".

La entrevista terminó con alguna anécdota (de pequeña, María se comió el resguardo de unas notas para que sus padres no se enteraran de que había falsificado su firma porque le habían quedado tres asignaturas),  las visitas de los colaboradores del programa y la estela luminosa que deja la influencer a su paso.