D.R

María León: "El día que no me ría de mi misma, estaré 'fea' de la cabeza."

María León, que triunfa con la serie "Allí Abajo" (Antena 3), es la madrina del nuevo smartphone de Sony, el Xperia X. Nos acercamos a descubrirlos.

Ester Aguado | Woman.es

María, ¿cómo te llevas con la tecnología?

Pues la utilizo para vivir. Siempre he sido poco moderna en ese sentido, pero como la tecnología es el futuro, hay que adaptarse a ella. Son herramientas nuevas que hay que tener para poder movernos. Por mi trabajo, necesito tener independencia y el móvil me la da. -

¿Para qué lo utilizas exactamente?

Yo fundo el Whatsapp, las redes sociales, el Skype cuando quiero hablar con mi familia, que la tengo lejos... El móvil se ha convertido en algo tan importante para mí como el comer. -

De las RRSS, ¿cuál es tu favorita?

Instagram. Me gusta porque la gente puede mostrar sólo lo que le apetece, lo que de verdad quiere contar, aunque no sea interesante... Twitter es una ventana maravillosa de información, pero los mensajes son más claros, más efectivos, menos divertidos. Instagram me gusta para ver el alma de la gente y Twitter para estar al tanto a diario. -

¿Y subes cosas a diario?

Lo intento, la continuidad es esencial si no quieres que tus seguidores te echen a los perros (risas). Pero a mí me gusta ser sincera con las RRSS. No me gusta colgar fotos por que sí, para mantener a la gente atenta, si no porque me gustan de verdad. Y a través de Instagram puedes ver lo que hago con mi vida: si tengo mucho curro, las fotos son de promoción; si estoy descansando, de lugares o cosas que me gusta disfrutar. -

¿Tú no has sucumbido a la moda del blog?

No, porque creo que hay gente que lo sabe hacer mucho mejor. Me encanta leerlos, ¡ojo!, porque los hay muy graciosos y muy interesantes, pero yo me dedico a actuar. Y creo que se me da bien (risas). 

¿Consideras el móvil como un accesorio más?

Más que un accesorio, es una forma de vida. Unos zapatos puedes andar sin ellos... Sin un móvil moverte hoy en día es cada vez más complicado. Se está convirtiendo en nuestros pies y nuestras manos (risas). Además, yo no me cambio de móvil como de zapatos... -

¿Cuál es tu móvil?

Pues un Xperia X... Si te digo otra cosa me matan (risas). Pero te voy a decir la verdad: yo tenía un iPhone y no salía de ahí y mi madre, Carmina, un Sony y ella me enseñó lo fácil que era utilizarlo y las fotos tan fantásticas que hace. Además, con este nuevo modelo -que lleva un autofocus predictivo-, ya no te sale nadie movido. Es una gozada. Mi madre ya estaba loca de contenta con el móvil y me ha enganchado a mí. 

¿Apagas el teléfono en algún momento?

Sí, cuando duermo, porque hay que recuperar energía. Pero no lo apago, lo pongo en silencio, y nunca me despego de él, sinceramente. Y hago como los adolescentes, como que no lo escucho (risas), pero luego siempre vuelvo a él. 

¿Cómo vives el éxito de tu serie, "Allí abajo", con 4,5 millones de telespectadores?

Es una gran responsabilidad. La verdad es que me ha sorprendido, porque es muy difícil hoy en día estar en una serie tan puntera y mantenerse. Salimos los martes, luego nos trasladaron al viernes, compitiendo con productos bastante fuertes y la gente nos ha abrazado. Me siento muy orgullosa. Es un regalo. 

¿Habéis renovado por una tercera temporada?

¡Sí! En septiembre empezados a grabarla. 

¿Qué tienes en común con Carmen, la protagonista?

Nadaaaa. Bueno, la tierra: ambas somos sevillanas. Por lo demás, nada. Cada vez que recibo los guiones, veo que cada día es más sevillana. Yo soy más actual... No moderna; moderna no he sido nunca. Carmen es muy tradicional. Y el chico es muy pavo también, le falta garra... ¿no? A María León le gustan los chicos malos. Y muy lista no es, es una desgraciada, también te lo digo (risas). A veces, me gusta ponerle a Carmen cosas mías, pero ella tiene mucha personalidad y me cuesta mucho trabajo (risas). 

¿Y cómo eres tú? ¿Cómo te ves?

Yo soy completamente libre, anárquica. Soy una mujer muy feminista, independiente... Una mujer no necesita un hombre para ser feliz. Me gustan los hombres, pero no son imprescindibles. 

¿Eres la más graciosa de tu casa?

No, la más nerviosa y la más extrovertida sí. Pero la más graciosa es Carmina. Su espontaneidad no la tenemos ninguno.

¿Qué te hace reír?

¡Uy! Millones de cosas, las más tontas. Yo me río mucho sola y, sobre todo, de mí misma. Queriéndome y sin criticarme, tengo que reconocer que me gusta mucho reírme conmigo misma. El día que deje de hacerlo, estaría fea de la cabeza. Es esencial en esta profesión hacerlo.