Matthias Vriens-McGrath

Margot Robbie, talento sexy

La villana de “Escuadrón suicida” y Jane en “La leyenda de Tarzán” viajó desde la ciudad australiana Gold Coast hasta Hollywood y triunfó en brazos de DiCaprio en “El Lobo de Wall Street”. La actriz es la nueva embajadora del perfume Deep Euphoria, de Calvin Klein. En Nueva York descubrimos por qué su belleza causa sensación. Más guapa no se puede ser.

Myriam Serrano | Woman.es

Se la ha comparado con Marilyn Monroe o Grace Kelly, seguramente porque combina talento, carisma y sex appeal ante la cámara, o con Kylie Minogue y Nicole Kidman, quizá por su condición de rubia procedente de Australia (nació en el estado de Queensland hace 26 años). Algo habrá, porque Calvin Klein acaba de confirmar su condición de sex symbol al elegirla como imagen de su perfume más intenso y seductor, Deep Euphoria.

Margot sustituye a Natalia Vodianova como embajadora y se une a otras modelos y actrices que han protagonizado las grandes campañas de la marca, de Kate Moss a Scarlett Johansson. Al conocerla sorprenden dos cosas: lo bellísima que es y lo natural que resulta. La chica del momento es mochilera por el mundo, echa de menos el surf y se pirra por el pulpo a la brasa de San Sebastián y Barcelona, sus dos ciudades preferidas en España: «Me encanta vuestro país, lo recorrí con diecinueve años, fue muy emocionante porque acababa de ganar el Mundial.»

WOMAN: ¿Qué significado tiene para ti la palabra Euphoria?

MARGOT: Para mí representa un estado de ánimo de placer, vivido casi como un sueño.

¿Cómo ha sido la experiencia de rodar la campaña? 

Empezamos haciendo las fotografías y fue un poco extraño para mí, porque soy actriz y no estaba acostumbrada a trabajar como modelo. Pero acabó resultando fácil, porque al participar también dos modelos hombres tenía personas con las que interactuar. Después, rodando el vídeo de la campaña con el director Francis Lawrence, me sentí más cómoda.

Matthias Vriens-McGrath

¿Cómo es ese “día después” que refleja la campaña?

Ella, mi personaje, está jugando con la idea mientras recorre distintas habitaciones con un sentimiento visceral y eufórico. Se consiguió una luz como del día después, dando un aire más glamouroso y real. Calvin Klein consigue siempre muy bien ese feeling moderno y joven.

Deep Euphoria se dirige a una mujer libre, fuerte, provocativa. ¿Tú eres así?

A veces sí, otras no tanto… pero es un gusto tener una esencia que te permita sentirte así. Creo que una fragancia te puede ayudar a cambiar el comportamiento. Yo asocio mucho mis sentimientos a una esencia determinada. Por ejemplo, cada vez que interpreto un papel en el cine escojo un perfume y solo utilizo ese; las esencias son muy importantes para mí, especialmente en mi trabajo.

¿Eres de momentos eufóricos o tu carácter es más bien comedido?

Soy una persona más bien apasionada, viajo bastante, pruebo cosas nuevas, soy aventurera… pero también tengo mis momentos serenos y relajados. 

El estilo de vida australiano es muy admirado, ¿cómo fue vivir allí antes de ir a Hollywood?

Muy diferente, estoy muy agradecida por haber crecido y vivido en Australia antes de trasladarme a trabajar a otro sitio. No sé si hubiese podido conseguir tanto en mi carrera si me hubiese quedado en mi país. Porque allí querría estar siempre subida en una tabla de surf o haciendo deporte y viviendo al aire libre, no trabajando. Esas distracciones no las tengo en Hollywood, donde únicamente me enfoco en mi trabajo.

A tu tierra, Queensland, se la conoce como el Estado del Sol, ¿cómo has protegido tu preciosa piel de porcelana? 

Soy una actriz afortunada, porque empecé a trabajar a los diecisiete años de edad y no he parado, así es que he pasado tantas horas en estudios que mi piel no ha estado demasiado expuesta. Es un tema muy importante allí y tomo muchas precauciones: cuando estoy al aire libre o bajo el sol, tengo muchísimo cuidado y utilizo la máxima protección solar. También soy muy constante quitándome todo el maquillaje, porque utilizo mucho en mi trabajo. Por eso intento beber mucha agua para hidratarme desde dentro, y más si voy a viajar en avión.

Matthias Vriens-McGrath

Y ese pelo dorado, ¿cómo lo mantienes?

Mi cabello está muy estropeado ahora, después de semanas de rodaje. El trabajo afecta mucho a mi pelo. Afortunadamente, una amiga de mi madre ha conseguido un tratamiento en Tailandia y ahora mi madre me lo envía. Es un aceite verde que utilizo cada vez que me lavo el pelo. La verdad es que no sé exactamente qué contiene, pero es milagroso.

¿Tuviste que ponerte muy en forma para el rodaje de “Escuadrón suicida”? 

El año pasado me sometí a un entrenamiento tan duro que aún me duran los efectos del gimnasio y el boxeo. También practiqué pilates para ganar flexibilidad. Trato de vigilar mi alimentación, pero no lo consigo tan a menudo como me gustaría.

Tu madre es fisioterapeuta, ¿fue ella quien te inculcó el respeto por el cuerpo? 

Totalmente, ella también hace plantillas para zapatos y me ha hecho ver que estar de pie durante muchas horas afecta a todo el organismo. Por eso visito quiroprácticos, osteópatas, naturópatas de forma habitual, y más si estoy rodando escenas de acción, en las que soy consciente de que tengo que ir con más cuidado que en otros momentos.

¿Te gusta explotar tu lado más sensual?

No sé… Probablemente lo exploto más en el cine, pero en la vida real no tanto, la verdad. Soy más natural, tranquila, me encanta pasar el rato con los amigos y disfrutar con cosas normales. No me gusta arreglarme mucho, a no ser que tenga que ir a algún evento de trabajo.

¿Qué países te quedan por visitar con tu mochila?

He estado recientemente en Filipinas durante un mes con tres amigos. Y en mis próximos planes están Sri Lanka, India, Japón… es la mejor manera de mantenerme en forma, en todos los sentidos.

Backstage Craig McDean.

El día después

Entre la fantasía y la realidad transcurre la campaña del perfume Deep Euphoria Calvin Klein, en la que una sensual Margot Robbie aparece situada en una modesta habitación de hotel, bañada por la luz del sol en el día después a una noche que se va entreviendo a través de una serie de flashbacks que muestran los anhelos íntimos y fantasías de una mujer fuerte y libre. Puro deseo.

Fotografía: Deep Euphoria

Una fragancia cautivadora

«Cada generación tiene su forma de interpretar la sensualidad. En la de los millennials, a los que es difícil crear un impacto real, porque todo lo ven por Internet, había que seducirlos a través de la fantasía», nos explicó Honorine Blanc, perfumista de Deep Euphoria en colaboración con Ann Gottlieb. «Para ello busqué una dimensión totalmente nueva, con un efecto mojado, como húmedo, mezclado con la madera. Es casi la descripción de la sexualidad.» La fragancia empieza con unas notas de cascalone, que huele como el agua fresca, rosa black magic y un sensual almizcle que poco a poco va evolucionando hasta llegar a un cálido e intenso chipre floral. Un nuevo éxito.