La joven, totalmente destrozada. | INSTAGRAM

Instagram se ceba con Mar Torres (exnovia de Froilán) por una imagen en lencería que provoca que termine llorando

Indignante.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Su estilo de vida, su belleza, sus vídeos, sus looks y la manera que tiene de conectar con sus fans han hecho que Mar Torres sea, a día de hoy, una de las influencers con más proyección nacional. Sus más de 45.000 seguidores en Instagram así lo demuestran y de ahí que la exposición de la joven sea cada vez mayor. Un crecimiento profesional que en el mundo online tiene sus luces y sus sombras y Mar acaba de atravesar su peor momento atravesando las segundas. 

La joven subía recientemente una imagen en la que luce un precioso conjunto de lencería dejando claro que tiene una silueta espectacular. Sin embargo, nadie podía presagiar que esta fotografía se acabaría convirtiendo en su peor pesadilla.

Esta ha sido la imagen de la discordia.  | INSTAGRAM

Con lágrimas en los ojos, horas más tarde Mar subía unos Stories denunciando el 'bullying' online al que estaba siendo sometida por esta imagen.

"Bueno, nunca había hecho esto. Creo que tengo que empezar a expresar mis sentimientos y empezar a contaros qué es lo que hay detrás de todo esto. Hoy he recibido unos mensajes muy duros, muy duros de personas muy cercanas para mí, familiares o personas que he ayudado en su día y he empezado a recibir mensajes por la foto que subí el otro día en ropa interior, que no lo veo nada mal. Porque igual que puedes subir una foto en ropa interior la puede subir en... (comienza a llorar). El tener que estar recibiendo mensajes de "eres una prostituta'.... una barbaridad, "no sabes cómo llamar la atención",  bueno, muchas cosas".

"Solamente pido que haya respeto y que todo el mundo hoy en día pueda hacer lo que le dé la gana con su vida, su cuerpo y con todo. Que no entiendo por qué hay que estar machacando a la gente de esta manera, que todo el mundo tenemos un corazón y cabeza y que todo esto es muy fuerte".

"Digo todo esto porque no es la primera vez que me pasa. No es la primera vez que sufro este... no sé cómo llamarle... Estamos en el siglo XXI, no hago nada malo, no haga nada, no hago daño a nadie y solamente pido, os lo prometo, que hacéis mucho daño a la gente y que aunque todo parezca bonito en Instagram os juro que no lo es", aseguraba sin poder dejar de llorar.

La influencer no podía dejar de llorar. | INSTAGRAM