GETTY

Lorde sobre la vida después de la fama: "No estoy hecha para la vida de estrella"

La cantante no renuncia a reconocer su talento, pero algunas de sus peores experiencias como personaje público la han llevado a pensar que estar en el ojo público es demasiado duro.

María Viéitez

Lorde asegura adorar su trabajo y, de hecho, no muestra ningún reparo a la hora de reconocer que es muy buena en lo que hace. Sin embargo, desde que empezó a dedicarse a la música supo que no estaba hecha para ser un personaje público.

La cantante ha protagonizado la portada de octubre de la revista Vogue, entrevista que ha aprovechado para reflexionar sobre las dificultades a las que se ha visto obligada a enfrentarse desde que es famosa.

GETTY

"Soy muy buena en mi trabajo, pero no estoy segura de ser la persona adecuada para dedicarme a él. Soy una persona muy sensible. No estoy hecha para la vida de estrella del pop", explicó la cantante neozelandesa. "Tener que vivir de cara al público es algo que encuentro realmente intenso y es algo que no se me da bien. No tengo ese carisma natural. Tengo el cerebro en un frasco".

Laura Escanes vuelve a Instagram con un importante mensaje sobre salud mental: "Mostrar que no siempre somos fuertes, nos hace fuertes"

- Zendaya sobre la salud mental: "voy a terapia"

Lorde ha confesado en alguna ocasión lo duro que le ha resultado a lo largo de su carrera adaptarse a la idea de ser un personaje público y estar satisfecha con ello. De hecho, la cantante de 24 años ha explicado que solo tras mucho trabajo y tiempo ha sido capaz de encontrar el equilibrio.

La intérprete de 'Royals' ha revelado cuál es su método para lidiar con la fama y se congratula de que su audiencia esté satisfecha con ello: "Por la razón que sea, la gente me ha permitido ir y hacer lo aquello que tenga que hacer ¾hacer el rodaje, desfilar por la alfombra roja, hablar con los periodistas, sacar la música¾, y cuando lo haya hecho y haya llegado al punto de estar totalmente agotada mentalmente, cuando haya saciado completamente esa sed, me voy a ir a casa, y no me vais a ver durante dos o tres o cuatro años".

Y continuó: Entonces, "haré lo otro, que es estar presente en todos los cumpleaños y las cenas, y cocinar todas las comidas, y dar todos los paseos, y tomar todos los baños. Y cuando haya hecho eso, y esté como, muy bien, será suficiente por un tiempo y volveré de nuevo".

La estrella de 24 años quiso señalar que el ánimo de quererse a sí misma y cuidarse han sido las dos grandes motivaciones que le ayudaron llegar a encontrar tal equilibrio. De hecho, ha confesado que es ahora, cuando ha lanzado su último álbum, 'Solar Power', cuando se ha atrevido a mostrarse tal y como es, libre. Ella se ha referido a esta metamorfosis como "sentirse joven por primera vez".

"Cuando dije que me sentía joven por primera vez, me refería a sentirme lo suficientemente segura de mí misma como para poner mi trasero ahí fuera. No habría sido capaz de hacerlo cuando era adolescente", dijo. Y continuó: "Cuando eres muy famoso de joven, los sentimientos se magnifican. En aquella época, la gente hablaba de mi cuerpo en Twitter, y la respuesta natural era encogerse de hombros. Ahora tengo un sentido de mi valor y mi poder, y mi cuerpo es impresionante, por un lado. Pero tampoco es tan central como mi cerebro en toda la operación".