Kate Moss y su hija, Lila Grace Moss.  | Pascal Le Segretain

Lila Grace, la hija de Kate Moss, revoluciona Milán desfilando con su bomba de insulina a la vista

La hija de Kate Moss, que también es modelo como su madre, sufre diabetes tipo 1. Y, no, no hay motivos para esconderlo.

Clara Hernández

A sus 18 años, Lila Grace Moss, la única hija de Kate Moss y Jefferson Hack, ya sabe que es subirse a algunas de las pasarelas más importantes del planeta, trabajar para las firmas más reputadas, o protagonizar las portadas de algunas de las revistas de moda de referencia. Así, hace poco la veíamos acaparar los flashes en la Semana de la Moda de Londres mientras rompía el desfile de Richard Quinn con un impresionante mono rojo o deslumbrar de la mano de Miu Miu. Sin embargo, seguramente ha sido en la Milan Fashion Week, en el show especial que ha fusionado Versace y Fendi, donde la joven ha recogido el mayor número de ovaciones y reacciones, tanto offline como online. 

Y no solo porque Lila Grace ha desfilado junto a su progenitora, convertida para la ocasión en una sugerente musa en negro con vestido ajustado con 'cut outs' y kimono oscuro recorrido por los estampados ostentosos de Versace. O por el look que ha lucido la propia Lila Grace, con body blanco y dorado con escote cerrado con un original broche, y una lujosa chaqueta 'cropped' con ribetes también dorados y el print' vegetal y barroco que es tan propio de la firma italiana, a juego con las sandalias fabulosas de tacón alto. Ni por la sorpresa y la expectación que la unión de dos gigantes como Fendi y Versace inspiraban. Sino, además, porque la hija de Kate Moss, que padece diabetes de tipo 1, no ha dudado en desfilar con naturalidad con su bomba de insulina -el dispositivo electrónico que le administra de forma continuada dicha sustancia- pegada a su muslo izquierdo. 

Lila Grace Moss desfila para Versace y Fendi en Milán con su bomba de insulina. | SplashNews.com / GTRES

Son muchos los seguidores que tras verla con su bomba de insulina, del tamaño de un pequeño móvil, a la altura de su cadera se han lanzado a las redes para describir lo sucedido como un acto "maravilloso, orgulloso y positivo". 

"Ver a Lila Moss luciendo su bomba de insulina en una pasarela de supermodelos es un gran recordatorio para mí de que no debería ser tan consciente de la forma en la que se ve mi bomba o mi CGM (sensor de monitorización de glucosa)", opina otra usuaria, cuyas palabras son aplaudidas por otras que agradecen la visibilización de la enfermedad. 

"La importancia de la visibilización y normalización en #diabetes. Gracias, Lila Moss", ha escrito en su perfil de Twitter la comunidad en femenino de pacientes de diabetes Diabefem. 

"Una prueba para los 'gremlims' de ahí fuera de que la diabetes T1 sigue sin estar relacionada con el tamaño del cuerpo o el estilo de vida", sugiere una seguidora inglesa que se identifica como @SqueakyLJR sobre este pequeño gesto que constituye, para mucha gente, un gran paso. 

- Marc Jacobs ficha a Lila Grace Moss, la hija de Kate Moss.

- Kate Moss dice que las faldas de satén se combinan con botas de cow boy.

Mira todos los detalles del desfile de Versace by Fendi en Milán donde también desfiló Kate Moss: