GETTY

Leonardo DiCaprio, contra los "Diamantes de sangre"

Como decía Marilyn Monroe, los diamantes son los mejores amigos de las mujeres. Pero no caen del cielo. Pero quizá si que puedan nacer dentro de reactores

Woman.es

La star up con sede en California, Diamond Foundry, fundada por Martin Roscheisen, afirma que ha conseguido crear diamantes en laboratorio idénticos a los que nacen de forma natural. Al contrario de los diamantes sintéticos,  estarían formados con el mismo sustrato que los originales, únicamente por carbono.

El coste del descubrimiento ha sido en parte financiado por Leonardo Di Caprio, y diez mecenas más. Desde que rodó “Diamantes de sangre”, el actor ha luchado activamente contra la una industria que genera un fuerte impacto medioambiental y promueve el trabajo infantil. Los diamantes de la sangre son las gemas en bruto con las que trafican los movimientos rebeldes del continente africano para financiar sus operaciones.

Tras dos años de experimentos fallidos con reactores de crecimiento, el equipo de Roscheisen, afirma que es posible fabricar en laboratorio, a través de un reactor a más de 8000 grados Fahrenheit, auténticos diamantes de nueve caras en tan sólo dos semanas.

“Nuestros diamantes son puros, idénticos a los diamantes de la industria minera, pero ética y moralmente puros también” Afirma el director del proyecto.