GETTY

Leonardo DiCaprio: "Ha sido la película más difícil de toda mi carrera"

El actor une fuerzas dramáticas con González Iñárritu para bordar esta historia real, salvaje, brutal, sobrecogedora... Toda una lección de supervivencia. “El Renacido” (5 febrero) no deja indiferente.

Ester Aguado | Woman.es

A la tercera no fue la vencida, pero hay muchas posibilidades de que Leonardo DiCaprio se lleve por fin el Oscar tras su quinta nominación. Lo ha dado todo interpretando al legendario explorador Hugh Glass (1820)... hasta tal punto de que se negó a contar con un doble para rodar en las peligrosas y heladas montañas canadienses. Él lo pasó mal, pero consigue que el espectador viva su angustia y su lucha plano a plano. El dúo DiCaprio-González Iñárritu nos deja sin aliento.

Un ejercicio de supervivencia al alcance de pocos...

¡Fue un infierno!, sobre todo por las bajas temperaturas... Había días que las cámaras no funcionaban porque estábamos a menos 40º C. Lo más duro para mí fue entrar y salir de ríos congelados. Porque tenía una piel de alce y una de oso que pesaban como 50 kilos cuando se mojaban. Y cada día era un milagro no sufrir una hipotermia. Ha sido la película más difícil de toda mi carrera. Y solo tardé 9 meses en hacerla (risas).

Otro reto conseguido es la escena del ataque del oso...

Ha sido una de las experiencias cinematográficas más increíbles del mundo del cine, de todos los tiempos. El público está allí metido, siente el aliento del oso... Es que deja helado.

La atmósfera es muy envolvente, hace que sientas que realmente estás allí, viviéndolo todo...

Es la magia de la luz natural. Ensayábamos la mayor parte del día y luego rodábamos solo dos horas, hasta donde nos alcanzaba la luz. Tuvimos que trabajar con los elementos naturales... La fotografía de esta película es de una intimidad épica.

Así que te sientes orgulloso de tu trabajo...

Fue fascinante hacer una película donde tenía poco que decir... ¡Casi cine mudo! Hay muchas escenas en las que estoy solo, a merced de los elementos. Fue difícil transmitir mis pensamientos y emociones sin hablar, pero el entorno era inspirador.

¿Nunca fuiste boy scout en el colegio?

Siempre me ha encantado perderme en la naturaleza; me gusta bucear y he recorrido de arriba abajo el Amazonas. ¿Pero tanto como para sobrevivir allí con una mochila? Antes de este rodaje, no lo hubiera logrado. Y eso que he visto la muerte de cerca en varias ocasiones...

¿Y cómo has sobrevivido a la fama? A tus 41 años, llevas desde los 15 expuesto a la opinión pública...

Bueno, es un poco surrealista. No creo que nadie se acostumbre a ser reconocido en todo el mundo, a vivir como en un videojuego con persecuciones... Sobrevivo porque no me limita: si quiero hacer algo o ir a algún sitio, lo haré igualmente.

El cambio climático ha dificultado el trabajo en los bosques de Calgary... Como ambientalista, ¿asusta?

Siempre he vivido en el centro de Los Ángeles, junto al Museo de Ciencias Naturales, y no me perdía ni una peli del IMAX. Tras rodar “Titanic” (1997), conocí a Al Gore en la Casa Blanca. Dos años más tarde, creé mi Fundación. El cambio climático es la mayor amenaza de la historia de la humanidad y los efectos son inminentes...