La protagonista de Glee, Lea Michele, espera su primer bebé. | D.R

Lea Michele rompe su silencio tras ser acusada de racismo y acoso

¿Qué ha pasado?

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Estados Unidos está viviendo uno de los momentos más complicados de su historia social reciente. El fallecimiento de George Floyd a manos de la policía ha generado todo un movimiento para intentar parar los casos de abuso y racismo que asolan dicho país. Una causa que muchas celebrities han abanderado y que, en el caso de Lea Michelle, le ha jugado una mala pasada. 

Todo comenzaba cuando la actriz de 'Glee' subía a su Twitter un mensaje de apoyo. Era entonces cuando una de sus compañeras en dicha serie, la actriz afroamericana Samantha Ware, la acusaba de racismo y acoso contestando a su tuit. ¿Recuerdas cuando hiciste que mi primer trabajo en televisión se convirtiera en un auténtico infierno? Porque yo nunca voy a olvidarlo. Creo que le dijiste a todo el mundo que si tenías oportunidad te ‘cagarías en mi peluca’. Entre otras muchas microagresiones traumáticas que me hicieron cuestionarme mi carrera en Hollywood". 

El silencio de Lea Michele se imponía durante unas horas hasta que a través de su cuenta de Instagram decidía lanzar un comunicado.

"Una de las lecciones más importantes de las últimas semanas es que debemos tomar el tiempo para escuchar y conocer las perspectivas de otras personas y cualquier papel que hayamos jugado o cualquier cosa que podamos hacer para ayudar a abordar las injusticias que enfrentan". 

 

“Cuando tuiteé el otro día, estaba destinado a ser una muestra de apoyo para nuestros amigos y vecinos y comunidades de color durante este momento realmente difícil, pero las respuestas que recibí a lo que publiqué también me hicieron centrarme específicamente en cómo mi propio comportamiento hacia los miembros del reparto fue percibido por ellos. Si bien no recuerdo haber hecho esta declaración específica y nunca he juzgado a otros por su fondo o el color de su piel, ese no es realmente el punto. Lo que importa es que claramente actué de manera que lastima a otras personas".

“Si fue mi posición privilegiada y mi perspectiva lo que me hizo ser percibido como insensible o inapropiado a veces o si fue solo mi inmadurez y yo siendo innecesariamente difícil, me disculpo por mi comportamiento y por cualquier dolor que haya causado. Todos podemos crecer y cambiar y definitivamente he usado estos últimos meses para reflexionar sobre mis propias deficiencias. En un par de meses me convertiré en madre y sé que necesito seguir trabajando para mejorar y asumir la responsabilidad de mis acciones, para poder ser un verdadero modelo a seguir para mi hijo y poder transmitir mis lecciones y errores, para que puedan aprender de mí. Escuché estas críticas y estoy aprendiendo, y aunque lo siento mucho, seré mejor persona en el futuro gracias a esta experiencia".

Relacionados