El 'selfie' de Laura Escanes con maquillaje de labios rojos. | @lauraescanes

Laura Escanes abandona las redes: "No puedo fingir que soy fuerte siempre"

La joven ha anunciado que pasará una temporada apartada de las redes sociales. Estos son los motivos que le habrían llevado a tomar la decisión. 

GALA FERNÁNDEZ

"Voy a estar desconecta de las redes unas semanas. Muchas cosas en muy poco tiempo y no puedo fingir que soy fuerte siempre. Os quiero". Con este mensaje Laura Escanes comunicaba a sus seguidores, vía Twitter, que este verano va a tomarse un descanso y alejarse de las pantallas (y, por tanto, de su principal trabajo), probablemente, en beneficio de su salud mental

Esta inesperada decisión no solo ha preocupado a sus fans, sino que además vuelve a poner sobre la mesa la cara menos amable de internet y lo difícil que puede ser a veces lidiar con ella. La 'influencer' lo sabe bien de primera mano ya que en varias ocasiones ha hecho públicas las críticas que recibe a diario, cuestionando su relación, su papel como madre y en general el estilo de vida que muestra en sus perfiles sociales. 

Su historia de amor con Risto es, quizás, el mayor foco de odio para sus 'haters'. ¿El motivo? Los 22 años de edad que les separan y que les han perseguido desde el comienzo de su noviazgo, cuando la ella tenía 19 años y él superaba los 40.

El 'selfie' de Risto Mejide y Laura Escanes, con el pelo rosa, para celebrar San Valentín 2021. | @ristomejide / INSTAGRAM

Tanto es así que, apenas unas horas antes de comunicar que dejaba las redes, la joven estaba haciendo un 'preguntas y respuestas' en stories y algunos de los mensajes que recibió hacían alusión precisamente a ello. "¿Cómo puedes estar con un tío tan mayor y raro? ¿Por qué te viene bien para tus operaciones y eso no?" o "¿Qué se siente al ser la 'sugar baby' de Risto?" son algunas de las acusaciones que tuvo que soportar. Su respuesta fue clara: "Después de 6 años seguir con la misma broma es cansino", aseguraba. 

Habitualmente ambos hacen oídos sordos a este tipo de críticas; pero su paciencia tiene un límite y ya anteriormente han respondido a quienes se atreven a opinar sobre su matrimonio y han denunciado públicamente el tipo de mensajes que sigue recibiendo a través de las redes sociales o la lista de palabras que tiene bloqueadas en Instagram para filtrar los comentarios que dejan sus seguidores en sus publicaciones. ¿Algunas de ellas? Abuelete, abuelo, asco, viviendo del cuento, niñata, interesada, mantenida... "Jamás podré entenderlo", confesaba entonces Laura; y puede que esta vez, haya optado por desconectar par apartarse de tanto odio. 

Por otra parte, desde que la pequeña Roma llegó al mundo, la catalana también se ha visto atacada por diferentes frentes que critican su maternidad. Decisiones como no darle el pecho a su hija o salir de cena con sus amigas mientras la pequeña se quedaba en casa con su padre han sido criticadas duramente a través de las redes, donde ella no ha dudado en responder (a veces con ironía, otras estallando) para defender su estilo de crianza. 

"Soy madre y me pongo vestidos cortos. Me hago fotos en bikini. Juego a 'Animal crossing'. Me opero el pecho. Me voy con mis amigas de cena. Tengo tiempo para leer. Me voy con mi pareja un fin de semana. Voy al cine. Voy de compras. Me maquillo. Escribo. Contesto a mis haters. Hago stories desde el sofá. Hago vídeos tontos. Me río... Vivo", enumeraba hace un tiempo. 

La última polémica respecto a su hija ocurría en una de sus últimas fotos de Instagram, donde algunos 'followers' apuntaban que la forma en que iba vestida la niña no era adecuada. “Se quejaba del viento en bicicleta (ella no pedaleaba y la que sudaba era yo jeje)”, explicaba Laura tirando de humor una vez más. 

Por si todo esto fuera poco, como muchas otras 'influencers', Laura Escanes está expuesta a comentarios constantes acerca de su físico. Ella, que siempre ha hablado abiertamente de los retoques estéticos a los que se ha sometido o de los cambios que experimentó su cuerpo con el embarazo, continúa lidiando a diario con mensajes despectivos sobre su aspecto. 

"Yo estoy feliz con mi cuerpo", aseguraba después de subir una foto al natural que era toda una oda a la celulitis, "el cuerpo perfecto no existe. Todas tenemos debilidades y partes del cuerpo que nos gustan más. Si veis comentarios que os hagan sentir mal, no hagáis ni caso. Cada cuerpo es un mundo", recomendaba a sus seguidores entonces.

Por supuesto puede que, a parte de todo esto, haya circunstancias personales que no conocemos que hayan influido en su decisión actual de dejar las redes temporalmente. Por ejemplo, tanto Laura como Risto se contagiaron de Covid hace unas semanas, y quizás solo buscan un merecido descanso de verano. Sea lo que sea, ¡mucho ánimo Laura!