Las mil y una Audreys

Su estilo sigue vivo 50 años después del estreno de "Desayuno con diamantes". Celebs como las actrices Penélope Cruz o Sarah Jessica Parker imitan su look, siempre favorecedor. Un auténtico símbolo de la feminidad.

Susana Fernández

Para los cinéfilos, una película mítica; para los fashionistas, todo un icono. Y es que más que un look, el ‘estilo Audrey’ es una forma de entender y vivir la moda. Una visión que adelantó Truman Capote, interpretó Givenchy y desveló la actriz. Su vestido negro (sin olvidar la tiara y, por supuesto, el trench de la escena final) se convirtió en un símbolo de feminidad que cautivó nuestras miradas y ocupó –y sigue ocupando– un hueco esencial en nuestro armario... y en el de muchas celebrities, desde Penélope Cruz, que acudió a recoger el Bafta a la mejor actriz secundaria por ‘Vicky Cristina Barcelona’ emulando el más puro estilo Audrey, hasta Leighton Meester, quien, gracias su Blair Waldorf de ‘Gossip Girl’ y su reactualizada obsesión por Holly Golightly (el personaje que interpretó Audrey), ha transformado este estilo en seña de identidad.

El estilo Audrey

Si quieres imitar sus look, estos son tus básicos: vestidos de corte recto, con largo a la rodilla y cintura entallada; faldas de vuelo; pantalones capri; suéters de cuello cisne, camisas lisas, prendas anudadas a la cintura, delicados cardigans, trenchs, detalles femeninos como encajes, puntillas, bordados, lazos... De silueta esbelta y delgada, llevaba sus prendas con muchísima clase, despojada de cualquier ornamento que interfiriera en su sencillez. Por ello, opta por telas lisas, de colores neutros y conjuntos monocromáticos, sin que las prendas contrasten demasiado entre sí. Los zapatos: bailarinas o mocasines, aunque en ocasiones también lucía elegantes tacones corte salón.
Solía usar accesorios de perlas, pañuelos (en la cabeza y en el cuello), guantes y grandes gafas oscuras.
El maquillaje, básico: marca bien pestañas y ojos con eyeliner negro, y peina y remarca las cejas. Los labios, mejor en colores tranquilos como el beige, nude o rosa.

-->